Publicidad

sábado, 22 de noviembre de 2014

Colombia: Revuelo por siete reclusas que dicen estar poseídas



A la Cárcel Judicial de Santa Marta han llegado a orar sacerdotes, pastores evangélicos y hasta brujos.

Un grupo de internas de la cárcel judicial de Santa Marta aseguran que han sido poseídas por un espíritu, luego de practicar el juego de la güija o ouija.

Una de las reclusas relató que las siete mujeres, que se encuentran en el patio 8, se arrastran, ríen a carcajadas, gritan improperios y piden que no se las lleven.

La denuncia del extraño suceso, que fue confirmada por el defensor del Pueblo del Magdalena, Albeis Fuentes, asegura que las internas habrían participado del juego, en el que las personas, mediante un tablero dotado de letras y números, supuestamente hacen contacto con “personas del más allá”.
Varias ayudas. “Hemos traído pastores evangélicos, sacerdotes y hasta un indio brujo”, dijo Claudia, una interna.

Expuso que “hay una que  le pide a alguien que la deje quieta y otra que clama porque se le salga del cuerpo”.

“Aquí, no dormimos”, añadió y destacó la ayuda de la guardia.

El tablero güija (según la grafía recomendada por la Real Academia Española)  tiene como objetivo el contacto –con o sin entrar en un trance mental– de las personas que participan en el juego, con supuestos espíritus o almas en pena, personas y mascotas fallecidas.
EL HERALDO quiso consultar al director de la cárcel, Segundo Noé Saavedra, pero no fue posible ubicarlo.

Sugestión. La sicóloga Lérida Amador opina que la supuesta posesión que hacen espíritus en cuerpos humanos tiene que ver con  la sugestión y coincidió con el defensor del Pueblo en el sentido de que el hacinamiento en que las internas viven les produce una energía que es asociada al sistema neurotransmisor del cerebro.

“Al concentrarse en la tabla güija y al asumir posiciones corporales no adecuadas, se genera en el cerebro una energía bioquímica eléctrica entrando en un trance en el que pasan de lo real a lo imaginario”, explicó.

Dijo que es aquí en donde empiezan a oír voces, a asumir acciones violentas y a hablar con voz diferente.

Como terapia “a la persona hay que sugestionarla con un buen verbo y mucha espiritualidad, por eso buscan sacerdotes o pastores evangélicos”. Sobre el tema, el defensor Albeis Fuentes indicó que esta crisis colectiva está relacionada con las condiciones infrahumanas en que viven.

El sacerdote Fajith Álvarez dijo que esto sucede por “ignorancia religiosa y falta de fe de las personas”.

Manifestó que la única forma de sacar estos espíritus es con oraciones permanentes.

“Hay espíritus vagando por el mundo, buscando dónde descansar y si no está limpio de corazón seguirán haciendo daño a través de quien los invocó”.

“Quienes practican el juego de la güija son personas alejadas de Dios”, precisó.

(FUENTE. elheraldo.com)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails