Publicidad

miércoles, 12 de noviembre de 2014

Brujería y erotismo: Alberto Ortiz aborda idea de malignidad femenina


La figura de la bruja y sus características eróticas fueron abordadas por el docente investigador del Doctorado en Estudios Novohispanos y de la Licenciatura en Letras de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ),  Alberto Ortiz.

Teniendo como escenario el vetusto edificio del Centro Cultural Ciudadela del Arte, y en un ambiente pleno de misticismo, el experto impartió su charla apoyada por imágenes cargadas de erotismo.

Durante la conferencia 'Brujería y erotismo'estacó que hay una percepción de malignidad en el ámbito femenino, y una de esas percepciones es su calificación de “bruja”.

Ortiz dijo que en occidente hay una larga historia que intenta explicar el fenómeno de la existencia de la bruja con ciertas características: se sabe que hace daño, que tiene un gran apetito sexual y pacto con el demonio, además de ser una enemiga declarada de la Fe cristiana.

Explicó que lo anterior tiene una doble connotación: simbólica y real histórica.

Las características históricas tienen que ver con la cacería de brujas que duró del renacimiento hasta la ilustración; es decir desde finales del Siglo XV con la publicación de un libro importantísimo para entender este tema que es el 'Malem Maleficarus', de Kramer Y Sringers.

En relación a la connotación simbólica, ésta tiene que ver con los miedos,  preocupaciones y percepción sobre dónde se deposita el mal o los criterios de malignidad.

Hasta más o menos la mitad del Siglo XVIII,  las preocupaciones comenzaron a ser otras y terminó la persecución a mujeres calificadas como brujas.  

Alberto Ortiz detalló que los casos de brujería se trataron de cuestiones inventadas, ficciones, y terminaron siendo un reflejo de la mitología o del imaginario colectivo de entonces.

Mencionó nombres de brujas famosas de la antigüedad, como Medea, Circe diosas y hechiceras de la mitología griega y el caso bíblico de Saúl, que siendo patriarca de Israel, acudió a una nigromántica, que consultaba a los muertos para tener respuestas.

Brujas entre la nobleza
Con el tiempo ha habido ejemplos de mujeres reales que fueron famosas supuestamente por practicar la brujería, entre ellas la famosísima Lucrecia Borgia y Elizabeth de Bathory, condesa  de origen húngaro que también fue culpada de ejercer el vampirismo.

Ortiz recordó que  la nobleza europea siempre estuvo rodeada de adivinos quirománticos, magos y brujas, además de utilizar recursos asociados a la brujería, como el veneno,  para deshacerse de sus enemigos.

De ahí que los nobles tuvieran miedo a los posibles resultados prácticos de la misma, como morir  a causa  de brebajes,  o perder  sus posesiones y  la salud.

Un fenómeno social que ha ido evolucionando
El experto en este tema habló de que ese fenómeno social ha venido evolucionando, y en la actualidad la bruja es más bien una especie  de icono comercial, un especie de folclor y motivo para realizar arte.

Esta figura tiene también muchas representaciones desde la plástica, el teatro, la leyenda, pero lo más importante es que la gente ya no es tan crédula, y no tiene tan interiorizada esta creencia.

Comentó que en el medio rural hay muchos resabios alrededor de la brujería en general y alrededor de la existencia de las brujas,  incluso hay fenómenos meteorológicos llamados así.

Finalmente recordó el dicho popular que reza: “Yo no creo en las brujas, pero de que vuelan, vuelan.

Héctor Ávila Ovalle,  subdirector de Investigación y Enseñanza del Instituto Zacatecano de Cultura (IZC) “Ramón López Velarde”, fue quien organizó la plática con motivo de las creencias que se tienen de la “noche de brujas” en esta época del año.

Al terminar entregó un reconocimiento al ponente Alberto Ortiz por su interesante y a la vez misteriosa charla.

(FUENTE: zacatecasonline.com.mx)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails