Publicidad

jueves, 13 de noviembre de 2014

Bolivia castigará la violencia contra animales pero no el sacrificio en rituales



Bolivia prepara una ley de protección de animales que sancionará a sus maltratadores con penas de hasta seis años de cárcel, pero que no prohibirá su sacrificio en los rituales indígenas, informó hoy a Efe la diputada oficialista María Chuca. 

“Vamos a presentar al país una ley general de defensa a los animales y dar una alerta a todos los bolivianos para hacer conciencia (de) que los animales son seres que sienten dolor y sufren”, explicó Chuca, legisladora del gobernante Movimiento al Socialismo (MAS).

La diputada refirió que la decisión de impulsar esta norma surgió a raíz de los altos índices de violencia contra los animales que se registran en Bolivia e indicó que se ha realizado un trabajo conjunto con organizaciones de defensa animal que son testigo de los “tratos crueles” que estos sufren.

“Al no poder hablar, los animales no van a poder hacer cumplir sus derechos, por lo tanto lo hemos convertido en obligación para las personas: cuidarlos, alimentarlos y tratarlos bien”, aseveró.

Las sanciones, señaló la legisladora, incluyen penas de cárcel de seis meses a seis años para castigar el maltrato animal, en el que se han incluido los actos de zoofilia.

Respecto al sacrificio de animales en rituales indígenas, Chuca dijo que la norma se ha elaborado “respetando los usos y costumbres” del país andino.

“En este tema de usos y costumbres, específicamente con temas de tratamientos médicos o rituales, (los sacrificios) no hacen sufrir al animal, (los indígenas) saben cómo hacerlo, se ha visto y vivido esto”, aseguró la diputada.

Defendió asimismo que las llamas que son degolladas en los rituales que celebran las comunidades aimaras en el altiplano “no sufren”, por lo que no se sancionarán estos actos.

Según Chuca, estos sacrificios se realizan de forma rápida y sin provocar sufrimiento a los animales.

La legisladora sostuvo que no se puede comparar una agresión o maltrato cruel a un animal con un ritual que, a su juicio, respeta lavida y se práctica porque Bolivia es un “país costumbrista”.

En algunos lugares del centro histórico de La Paz como las calles Sagárnaga y Linares es común encontrar tiendas regentadas por indígenas en las que se venden miles de fetos de llama disecados para su uso en rituales.

Los fetos son empleados tanto en el campo como en las ciudades para ofrendas en las que se montan altares de agradecimiento a la Madre Tierra o Pachamama.

Chuca afirmó que desconoce cómo se obtienen esos fetos, pero descartó que sea a través de actos de violencia contra las hembras de llama que están gestando.

“La gente de campo vive de los animales, los cuida y les tienen mucho respeto”, agregó.

En el año 2009, Bolivia aprobó una ley que prohibía el uso de animales en los circos al considerar estos espectáculos como “actos de crueldad”.

(FUENTE: eju.tv)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails