Publicidad

lunes, 10 de junio de 2024

¿Por qué es tan difícil superar el primer amor?: un estudio científico reveló los motivos

Sufrimiento y dolor, son algunas de las sensaciones que a algunos le viene a la mente al pensar en la primera vez que se enamoraron, ya que para muchos es un vínculo muy complejo de superar. Pero la ciencia habría encontrado la respuesta de por qué este proceso es tan duro y nostálgico. 

En el imaginario social está instalado que separarse de la primera persona de la que nos enamoramos es una tragedia, esto se debe al sin fin de películas, telenovelas y canciones que existen sobre el tema. Pero, la realidad es que los sentimientos que se desarrollan en esta etapa tiene un gran impacto en la salud mental de las personas y eso explicaría por qué es tan complicado de olvidar.

Durante el primer amor, las personas experimentan un aluvión de emociones que también se combinan con la idealización de quien nos atrae y cuando esto se pierde, comenzamos a tener un síndrome de abstinencia, porque el cuerpo deja de producir la dopamina que nos daba su presencia, reveló la antropóloga de la Universidad de Rutgers, Nueva Jersey, Helen Fisher.

La sensación tan placentera que nos generaron las emociones del primer amor quedan grabas en el cerebro, en el hipocampo, la parte más profunda dónde se almacenan los recuerdos, indicó la profesora e investigadora de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Cristina Aguillón Solís y además, señaló que no solo se graban las sensaciones, sino que también los lugares y lo vivido.

"Es similar a cuando tu mamá te hacía de comer y recuerdas el aroma de la comida. Nuestro cerebro tiende a quedarse con aquello altamente emocional y el primer amor es rico en ello”, aseguró Aguillón Solís. 

Las 3 etapas del primer amor

Los imborrables recuerdos que se crean cuando nos enamoramos se construyen en tres etapas únicas, reveló Fisher:

Atracción sexual.

Amor Romántico.

Apego.

“El primer amor es una experiencia inolvidable", destaca Aguillón Solís y afirma que este proceso es clave para la evolución de las personas, porque deja muchos aprendizajes y nos modifica de formas inimaginables, porque cambia la forma en la que actuamos. 

(FUENTE: canal26.com)

Uno de cada seis estadounidenses piensa que su casa está embrujada

Las "casas encantadas" no sólo tienen su impacto en el folklore, las series de televisión o las novelas de terror, a menudo llevan aparejado un estigma que afecta a la vida de miles de personas y lo que es más sorprendente: al valor del mercado de las viviendas. Muchos estadounidenses creen que su hogar está habitado por fantasmas. Y eso es una gran noticia para los inversores inmobiliarios.

Un ruido inusual que viene del ático, pasos, voces, luces que parpadean…Según una encuesta reciente realizada por AllStarHome, 2 de cada 5 estadounidenses dicen haber experimentado algo inexplicable en su hogar. El 42% de ellos dice haber sentido la presencia de algo o alguien que no podía ver, mientras que el 37% ha escuchado sonidos inexplicables. En total, 1 de cada 6 estadounidenses cree que su casa está embrujada.

Es una tendencia que indican numerosas encuestas como este otro estudio de la empresa de seguridad para el hogar Vivint, que sugiere que casi la mitad de los 1.000 propietarios que entrevistó creían que su casa estaba embrujada. Otra realizada por Real Estate Witch, una plataforma para compradores y vendedores de viviendas, sigue la misma línea: el 44% de los encuestados dijo que había vivido en una casa embrujada.

Algunos expertos atribuyen esta creencia en lo sobrenatural al aumento de los medios de comunicación relacionados con lo paranormal, la disminución de la afiliación religiosa y la pandemia. Sharon Hill, autora del libro Scientifical Americans: The Culture of Amateur Paranormal Researchers, explica en este artículo de The New York Times que muchos ya no temen a los fantasmas porque las películas y libros nos han acostumbrado a ellos:

"Las casas encantadas también pueden ser una forma de conectarse con el pasado o una sensación de encanto en el mundo cotidiano. Tenemos la sensación de querer descubrirlo por nosotros mismos y poder sentir que podemos ir más allá de la muerte. Saber que existen los fantasmas sería muy reconfortante para algunas personas".

Durante todas estas encuestas surge un patrón: las casas antiguas parecen estar en el centro de muchas de estas historias. La edad media de las casas donde ocurrieron estos inexplicables incidentes se situó en 88 años. All Star Home, que ofrece reparaciones de techos y suelos, asegura que "a veces las casas simplemente hacen ruidos extraños", como los chasquidos del revestimiento de vinilo cuando cambia la temperatura, algo muy común en las casas antiguas. Un techo deteriorado, especialmente si tiene goteras, también puede ser otra fuente de ruidos.

Una oportunidad inmobiliaria

Pero la compañía subraya un punto clave en todo este fenómeno: para algunas personas, esa es razón suficiente para poner un cartel de venta, coger el dinero y salir corriendo. Según otro estudio, 1 de cada 10 estadounidenses se ha mudado porque pensaba que su casa estaba embrujada. Y tanto para los vendedores como para los inversores estas creencias podrían ser una oportunidad económica.

Al igual que los hogares donde alguien ha muerto, los hogares en los que se reporta un "fantasma" pueden convertir la propiedad en estigmatizada. Y estas casas con una mala reputación suelen tener precios más bajos en el mercado. Algunas propiedades con historias paranormales pueden estar disponibles por entre un 10% y un 25% menos que el valor típico.

Si la aparición reportada se debe a una muerte no natural en la propiedad, como un asesinato, el valor podría caer un 25%, según Landmark Research Group. Y muchos compradores (alrededor del 40%) esperarían un descuento en una casa embrujada, según una encuesta realizada por Realtor.com.

Muchos estados tienen estatutos que establecen que no es necesario divulgar los datos de propiedad que podrían causar estigma o impacto psicológico. Las leyes de Massachusetts y Minnesota establecen la actividad paranormal o sobrenatural como un atributo que "no necesita ser revelado". Pero si bien a muchas personas no les preocupa que se haya dado una muerte en su hogar, para otras es un factor decisivo. Y debido a que es un pero importante para algunos compradores, California, Alaska y Dakota del Sur exigen que los vendedores de viviendas revelen esa información a los potenciales compradores.

En California, por ejemplo, el vendedor debe informar al comprador si alguien murió en la propiedad en los últimos tres años. En Nueva Jersey, los vendedores, si se les solicita, deben revelar información conocida sobre posibles poltergeists. Y en Nueva York, un tribunal puede rescindir una venta si el vendedor ha reforzado la reputación de la casa embrujada y se aprovecha de la ignorancia del comprador sobre esa notoriedad.

Con todo esto, ¿podrías ahorrar dinero comprando una casa embrujada? Sí, si eres lo suficientemente valiente como para vivir con las consecuencias. Hay ciudades que tienen una mayor reputación de estar embrujadas. Salem, Massachusetts, una ciudad famosa por sus juicios históricos de brujas, tiene más de la mitad de sus edificios construidos antes de 1939. Y claro, son más baratas.

(FUENTE: xataka.com)

Descubren misteriosa "anomalía" cerca de pirámides de Gizeh


Un equipo de arqueólogos ha descubierto, utilizando sofisticadas técnicas de teledetección, una intrigante "anomalía" subterránea en forma de L cerca de las históricas pirámides de Guiza, que data de hace 4.500 años. Este descubrimiento se realizó en un antiguo cementerio, situado en el llamado cementerio occidental, conocido por albergar las mastabas, estructuras rectangulares que sirven de tumbas a los miembros de la familia del faraón y a altos funcionarios.

La investigación, que contó con la colaboración de expertos de la Universidad Internacional de Higashi Nippon y la Universidad de Tohoku en Japón, así como del Instituto Nacional de Investigación en Astronomía y Geofísica (NRIAG) de Egipto, fue publicada en la revista Archaeological Prospection. Estas mastabas, conectadas a cámaras subterráneas mediante pozos verticales, han sido objeto de estudio anteriormente, pero una porción del terreno aún no había sido examinada hasta ahora.

Para explorar esta área, los investigadores emplearon la tomografía de resistividad eléctrica (ERT) y un radar de penetración en el suelo (GPR). Estas técnicas permitieron detectar y mapear estructuras enterradas al enviar corrientes eléctricas y ondas de radar al subsuelo.

¿Restos arqueológicos ocultos?

Los resultados de estas prospecciones han sido "bastante importantes", según los investigadores, al revelar restos arqueológicos potencialmente significativos que habían permanecido ocultos hasta ahora.

De particular interés es una "anomalía" subterránea que se identificó como una estructura superficial en forma de L, de aproximadamente 10 por 15 metros y a una profundidad de hasta 2 metros, que puede haber servido de entrada a otra estructura más profunda, situada entre 5 y 10 metros bajo tierra y con una extensión aproximada de 10 por 10 metros.

Los científicos especulan que esta configuración podría estar relacionada con una tumba. "Parece haber sido rellenada con arena, lo que significa que se rellenó después de su construcción", detallan en el estudio. Sin embargo, la naturaleza exacta de los materiales no ha sido determinada aún.

"Creemos que la continuidad de la estructura poco profunda y la gran estructura profunda es importante", indican los autores, quienes subrayan la necesidad de "excavar [los restos] sin demora para establecer su finalidad".

Motoyuki Sato, primer autor del estudio y profesor en la Universidad de Tohoku, destacó en una comunicación con Live Science que las excavaciones ya están en curso para aclarar la función de esta estructura en forma de L, asegurando que "la forma es demasiado afilada" para ser un fenómeno natural.

(FUENTE: dw.com)

Cómo identificar a un mentiroso por su lenguaje corporal, según un experto en psicología

Cuando una persona no dice la verdad, el cuerpo humano brinda algunos indicios inconscientes y casi imperceptibles; reconocer este tipo de manifestaciones ayuda a detectar a aquellos que buscan engañarnos.

Sea cual fuere la situación o escenario, existen muchas personas que recurren a un método rápido para evitar tener que enfrentar diversos problemas: la mentira. Se trata de una expresión contraria a lo que se sabe, se piensa o se siente. Y encontrar un alguien que no haya recurrido a esta acción, por más mínima que sea, es casi imposible. En línea con este tema, un experto en psicología habló de las señales para detectar cuándo una persona está faltando a la verdad, y aseguró que el lenguaje corporal juega un rol preponderante.

Richard Wiseman, profesor de comprensión pública de la psicología en la Universidad de Hertfordshire, en Inglaterra, realizó una entrevista para la BBC y ofreció consejos sobre cómo identificar a un mentiroso. Además, dio recomendaciones respecto de cuándo es necesario mentir.

Asimismo, se refirió a un mito que sugiere que cuando uno miente mira hacia arriba y hacia la derecha. Sobre el mismo, argumentó: “Hemos investigado eso. Es uno de los mitos más populares que existen. Conozco gente que ha basado grandes decisiones en esta creencia, es bastante preocupante. Parte de esto es que estamos tratando de reducir el número de caras que nos vienen a la cabeza porque las caras consumen mucha potencia de procesamiento”.

“Cuando intentas recordar algo, a menudo miras hacia otro lado, pero todo el mundo lo ve como una señal de engaño”, completó. Asimismo, aseguró que no hay indicios de que los movimientos oculares tengan relación con las mentiras.

Cómo identificar a un mentiroso por su lenguaje corporal

Sobre el lenguaje corporal, el experto indicó que algunas personas suelen ocultar cuando mienten. Sin embargo, la mayoría no puede hacerlo con seguridad. “Lo que se tiende a buscar en el trabajo de detección de mentiras es una desviación de la norma de la persona. Si alguien se rasca la nariz, podría ser señal de que está mintiendo o de un comportamiento perfectamente normal. No sirve de nada mirar una acción y decidir que están mintiendo porque miraron hacia otro lado, tal vez hagan eso todo el tiempo”, comentó.

En tanto, explicó que es clave buscar señales verbales: “En el trabajo de detección de mentiras, establecemos una línea de base y luego buscamos ciertas señales que se alejan de esa línea de base. Y esas señales tienden a ser verbales. Estás buscando las vacilaciones, un mayor distanciamiento entre el final de la pregunta y el comienzo de la respuesta mientras piensan en la mentira, estás buscando una pérdida de detalle”.

¿Puede una persona convertirse en un buen mentiroso?

Desde una perspectiva psicológica, el experto mencionó que, al mentir, muchos suelen sentirse culpables. Por ese motivo, aparecen señales como transpirar y moverse de manera incómoda. No obstante, cuando ya se vuelve costumbre, es posible que no surjan estas distinciones.

“También es importante recordar que muchas mentiras pertenecen a esa categoría; las mentiras explosivas son solo una parte muy pequeña de esta manifestación. La mayoría de las veces mentir nos une. Te encuentras con alguien en la calle y le dices que es genial verlo. Quizás eso sea cierto, pero también podría ser una mentira para proteger sus sentimientos”, indicó.

Por otro lado, y desde una perspectiva cognitiva, aseguró que mentir es muy difícil: “Si la mentira está ensayada, no vas a presentar este tipo de señales y la misma persona termina creyendo sus dichos debido a que los expresó en varias ocasiones”.

¿Los detectores de mentiras son confiables o no?

Respecto del instrumento de medición utilizado para el registro de respuestas fisiológicas, conocido universalmente como “detector de mentiras”, el experto despejó diversas dudas al respecto. “Es un sofisticado equipo que indica cuán fisiológicamente activa está una persona. Le dirá cuánto está sudando, su frecuencia cardíaca, su frecuencia respiratoria”, señaló.

Sobre esto, mencionó que, si una persona se ve rodeada de monitores con luces, es factible que se ponga nerviosa. Además, sostuvo que aquellos que cuentan una mentira repetidas veces no suelen sentirse incómodos: “No van a dar esas señales. Entonces, mi propia perspectiva es que no son especialmente confiables. Es posible que le den una idea, pero no es una evidencia del 100%. La mayoría de ellas no son pruebas admisibles en el tribunal y eso me tranquiliza bastante”.

(FUENTE: lanacion.com.ar)

Japón creará un grupo de investigación para enfrentar OVNIs

El gobierno de Japón informó que creará un grupo de investigación para enfrentar los Objetos Voladores No Identificados, mejor conocidos por su abreviación: ovnis.

Las autoridades nipones establecieron una comisión de legisladores con el fin de crear una organización gubernamental especial para investigar y recabar información sobre Fenómenos Anómalos No Identificados (FANI), conocidos popularmente como ovnis, informó Kyodo News.

De acuerdo con el nuevo grupo dedicado a investigar ovnis, es necesaria una respuesta de seguridad a los objetos voladores no identificados, porque si resultan ser armas secretas de última generación de otros países, podrían convertirse en una “gran amenaza” para la nación.

Se prevé que los miembros celebren su primera asamblea general el próximo 6 de junio. De acuerdo con The Japan Times, la comisión buscará la cooperación con Washington mediante la formación de una organización homóloga a su Oficina de Resolución de Anomalías en Todos los Dominios (AARO, por sus siglas en inglés), establecida en 2022.

(FUENTE: oronoticiaspuebla.com)

300 millones de dólares puede perder el Gobierno peruano por afirmar que las momias de Nazca eran “muñecos armados”


En un hecho sin precedentes, la polémica sobre la autenticidad de las llamadas “Momias de Nazca” podría resolverse ante un tribunal de la justicia peruana. Los burócratas del Ministerio de Cultura del Perú, insisten en que 2 muñecos artesanales que incautaron en el aeropuerto Jorge Chávez en octubre pasado son fabricados con huesos de ave y pegamento, y que son lo mismo que los cuerpos tridáctilos reales que se custodian e investigan desde 2019 en la Universidad de Ica.

La insostenible mentira se hizo pública durante una conferencia de prensa oficial realizada en Lima el reciente 12 de enero, esta farsa podría costarle 300 millones de dólares a los ciudadanos peruanos ya que el Gobierno se resistió a presentarse a las 2 diligencias conciliatorias extrajudiciales realizadas y en las que tuvieron oportunidad de desbaratar los argumentos de la demanda por difamación, pero no tienen cómo hacerlo. En la tercera cita se hicieron presentes los Procuradores de la Presidencia del Consejo de Ministros y del Ministerio de Cultura, pero Leslie Urteaga, titular del portafolio brilló por su ausencia.

El Procurador de Cultura Henmer Alva, no rebatió un solo punto de la demanda y por el contrario insistió en sostener su teoría de los “muñecos armados” es decir, sostuvo la difamación que ha motivado esta demanda internacional.

Desde 2017 que se hizo público el hallazgo de las llamadas “Momias de Nazca” llamaron la atención por tener cuerpos de apenas 3 dedos extralargos en manos y pies, cabezas alargadas originales, no modificadas, y enigmáticos implantes metálicos sobre la piel. La evaluación de casi 50 profesionales de diversas especialidades y naciones, da cuenta de que los seres tridáctilos de Nazca son cuerpos anómalos pertenecientes a especies nunca vistas, que vivieron en la forma que fueron preservadas y sepultadas y que merecen más investigación. Mientras tanto, la auto denominada “comunidad científica” peruana, desde hace 7 años se niega a realizar investigación y trabajo experimental sobre los cadáveres de estas especies, sin embargo, sin tener un sólo resultado de laboratorio o peritaje conjeturan, y con lo poco que ven por redes sociales, suponen que son momias humanas mutiladas o armadas con restos de otros animales, actitud que dista mucho de lo que implica ser un auténtico científico.

A inicios de abril, anunciamos en conferencia de prensa desde Lima, la presentación de lo que llamamos “la prueba definitiva”, se trató del cadáver preservado de un ser humanoide de 1,60 m. con manos y pies tridáctilos (3 dedos) y cabeza alargada original. Son los restos de una hembra de unos 18 a 22 años que tiene una docena de implantes metálicos sobre diversas partes de la piel y lo más impresionante es que, al morir estaba gestando un ser de unos 4 meses de desarrollo embrionario.

Las tomografías revelaron a los forenses, radiólogos y biólogos, que el bebé alojado en el vientre también posee 3 dedos en sus extremidades, algo imposible de falsear. La conferencia fue interrumpida de manera arbitraria por funcionarios del Ministerio de Cultura, la Fiscalía, la Policía Nacional y municipal, quienes irrumpieron alegando que venían a incautar las momias tridáctilas, grande fue su sorpresa y la vergüenza pública al comprobar que los cuerpos desecados estaban siendo presentados en video, pre grabado en un estudio profesional días antes.

Aquí se puso en evidencia el doble rasero, en enero dicen a la prensa nacional y mundial que las todas momias de Nazca que presentamos son armadas con huesos de ave y pegamento, pero 3 meses después llegan a patear la puerta de un salón del Hotel Sheraton de Lima para llevarse Los cuerpos que íbamos a presentar: Entonces ¿muñecos armados o momias reales?

Quien está a cargo de esta extraordinaria y fascinante investigación de manera directa y exclusiva en el Perú es el periodista e investigador Jois Mantilla, con casi 30 años de experiencia en los principales medios televisivos y radiales del país, de las canteras del periodismo político y de sucesos. Este hallazgo, único en la historia, lo ha documentado desde los primeros análisis en abril de 2017. Tiene acceso a fotografías, análisis genéticos, tomografías y reconstrucciones 3D de la mayoría de los cuerpos presentados al mundo.

(FUENTE: limagris.com)

Memes esotéricos- CDXXXI

 


miércoles, 29 de mayo de 2024

No son emociones opuestas: El estudio que reveló la relación entre los celos y el amor

El amor romántico y los celos parecen antagónicos, pero la expresión de ambas emociones tienen funciones evolutivas que pueden ir en la misma dirección del mantenimiento de una relación. Ese es el descubrimiento que un nuevo estudio académico reveló.

María Teresa Barbato, Bióloga, PhD en Complejidad Social, cumplió un gran hito recientemente con la publicación de su paper. El título de este paper cita a la canción de Tina Turner, y se llama "What's Love Got To Do With Jealousy?", es decir, "¿Qué tiene que ver el amor con los celos?". Y aquí en Un País Generoso, nuestra Dra. Oxitocina nos vino a contar sus hallazgos.

¿Cuál es la verdadera relación entre el amor y los celos?

Parte de lo que plantea este paper es que "probablemente el amor y los celos pueden tener una mirada en las que los dos tiene una funcionalidad que van en conjunto. Ambas son emociones universales y cumplen funciones evolutivas importantes".

"Cuando uno piensa en amor, tiene hartas funciones, atraer a la pareja, poner energía para la conquista y protección a la descendencia, vinculo, altruismo. Los celos son una emoción que permite la protección de este vínculo. Si veo un rival, pongo una alerta. En ese sentido uno dice que ambos protegen un vínculo valorado".

Sin embargo establecer una relación entre el amor y los celos no es tan fácil, científicamente hablando. "El amor es muy amplio porque hay distintas etapas. Se puede ver el amor como apego, pero también tiene algo distinto, tiene que ver con la pasión y con la dependencia."

En este trabajo evaluaron el amor como apego y como dependencia en torno a los celos. "Vimos si estos factores se relacionen con los celos entre personas comprometidas y personas solteras" explica María Teresa Barbato.

Una de las dos hipótesis del trabajo es: "El apego con los celos debería correlacionarse positivamente. Mientras más tengo apego, más voy a sentir celos reactivos" para proteger la relación. La otra hipótesis tiene que ver con una "correlación negativa entre celos y la dependencia".

"En la segunda hipótesis no fue tan bien. Porque las personas solteras tienden a reportar mayores celos con otras medidas de amor en general" y eso, según la Dra. Oxitocina, tiene que ver quizá con las expectativas.

"Cuando tienes celos existe una protección a un vínculo valorado en una situación de desviación de los recursos".

"Es el apego que está relacionado más con los celos que otros aspectos del amor". confirma la Dra. María Teresa Barbato.

(FUENTE: rockandpop.cl)

Cómo activar el nudo de bruja para protegerse de las malas energías


El nudo de bruja es uno de los amuletos más poderosos, según aquellos que creen en el esoterismo y la magia. ¿Pero qué tiene este objeto que lo hace tan poderoso y, al mismo tiempo, tan peligroso?

Según la historia, el nudo de bruja proviene de la época del imperio celta. Muchos relacionan este objeto con rituales que se hacían en este pueblo hace miles de años y que han trancendido durante la historia.

Qué es el nudo de bruja

El nudo de bruja es un antiguo amuleto celta que se suele utilizar en forma de dije de una cadenita o pulsera. Durante lo largo de la historia se ha usado para anular las malas energías y deseos negativos provenientes de otras personas.

Generalmente, el nudo de bruja es utilizado en una cadenita para que esté cerca del corazón y de esa manera, la persona que lo use obtenga una mayor protección. Para eso es necesario saber activar sus poderes.

Qué significa el nudo de bruja

La figura del nudo de bruja es muy fácil de reconocer. Este amuleto posee un círculo que representa la vida y el universo. También tiene un nudo de cuatro esquinas que representan a las cuatro estaciones, los cuatro puntos cardinales, los cuatro dioses de las estaciones celtas y los cuatro elementos de la naturaleza.

Cómo activar el nudo de bruja

Hay diferentes rituales para activar un nudo de bruja. Uno de los más efectivos consiste en realizar ese procedimiento durante la luna llena. En ese caso, hay que colocar el talismán debajo de un chorro de agua corriente y luego limpiarlo y dejar que se seque sobre un plato blanco que contenga sal negra, durante toda la noche. Hay que tratar de que el plato quede toda la noche bajo la luz de la luna llena.

Una vez que haya pasado la noche, se debe colocar nuevamente el talismán debajo del chorro de agua para volver a limpiarlo y de esa manera quedará activado. Una de las cosas que siempre hay que tener en cuenta es que el nudo de bruja solamente puede ser tocado por su dueña o dueño.

(FUENTE: diariouno.com.ar)

¿Podría ser la hipnosis un recurso transformador para la medicina moderna?

De verdad, me preguntaba si realmente estaba de parto, porque se suponía que tenía que ser más doloroso”. Shona describe así el reciente nacimiento de su hija. ¿Su secreto? La hipnosis. Durante el embarazo aprendió a hipnotizarse a sí misma y, de ese modo, alcanzar un estado mental que le permitió reducir al mínimo los dolores del alumbramiento y, según sus propias palabras, “disfrutar de la experiencia”. 

Es posible que la palabra hipnosis haga pensar en el movimiento pendular de un reloj o en un ilusionista haciéndole creer a alguien que está desnudo sobre el escenario, para regocijo del público. Detrás hay una historia de brujería y magia, de cuentos esotéricos y charlatanes aprovechados. Los que la llevan a cabo rara vez son médicos o psicólogos, es difícil conseguir fondos para ensayos clínicos y no hay una autoridad reguladora que vigile la práctica. Sin embargo, a pesar de todos estos problemas, la gente recurre a esta técnica en busca de ayuda para todo tipo de cosas, desde sofocos menopáusicos y ansiedad hasta dolores crónicos, y cada vez son más las investigaciones que parecen confirmar sus beneficios. 

También se empieza a entender cómo funciona y qué ocurre realmente en el cerebro durante la hipnosis. El resultado es que nuestra forma de definir este fenómeno está cambiando y que su uso crece en la medicina convencional. Hoy distintas instituciones, como la organización británica de comadronas, ofrecen cursos en hipnoparto y aportan fondos para la formación en esta técnica. Algunos anestesistas incluyen la hipnosis entre sus herramientas e incluso hay quienes la ponen de ejemplo como solución a los problemas de adicción a los opioides. Está claro que no lo cura todo, pero aprender qué es lo que funciona, cómo y por qué, y, además, cómo utilizarla nosotros mismos, puede ayudarnos a aprovechar el poder de la mente para lidiar con algunas duras batallas vitales.

La hipnosis tiene una larga historia en medicina

Su primer uso conocido se remonta al año 1550 a. C., pero despegó en el siglo XVIII, cuando al médico alemán Franz Mesmer se le ocurrió que la influencia física de los planetas sobre las personas podía manipularse con imanes para inducir en ellas un trance que sirviese para curar enfermedades. Mesmer fue luego acusado de fraude y tildado de embaucador, pero la idea de modificar la conducta de los individuos a través del trance persistió y adquirió mayor credibilidad en el siglo XIX, cuando el cirujano escocés James Braid empezó a investigar qué podía encontrarse en la base de tan extraño fenómeno.

Hoy en día, la hipnosis se emplea en una gran variedad de dolencias. Pero incluso si su uso se ha vuelto más habitual, su alcance dentro de la medicina ha sido limitado. Esto se debe en parte a que pocos están de acuerdo sobre en qué consiste exactamente. Si hacemos un rápido repaso a las opiniones de distintos investigadores, podemos describir el trance hipnótico como un estado de concentración en el que la persona queda absorta, ensimismada, de modo que no es consciente de lo que hay a su alrededor. Es algo que probablemente todos hayamos experimentado alguna vez, cuando nos hemos encontrado tan centrados en una actividad que no notamos nada de lo que sucede en nuestro entorno. Incluso no somos conscientes del tiempo.

Un concepto con una historia controvertida

También sabemos que las hazañas de algunos ilusionistas que consiguen que la gente haga todo tipo de cosas extrañas en el escenario tienen más que ver con la presión ambiental que con la hipnosis, como se explica más adelante, en estas mismas páginas. Lo cierto es que no existe un método estándar con el que hipnotizar a alguien. Una forma habitual de empezar es indicar a la persona que piense en algo relajante y que luego se imagine en un lugar apacible que estimule los sentidos. A continuación, se profundiza en ese sentido, con afirmaciones que ayudan a conseguir el objetivo. Este estado puede ser inducido por otra persona, pero también por el propio sujeto. Tal como veremos, hay buenos motivos para seguir llamando a este proceso hipnosis, pero lo borroso de su definición y su controvertida historia dificulta saber qué funciona y qué no. “La clasificación como terapia complementaria y no como principal dentro de muchos sistemas de salud tampoco ha ayudado”, indica Jane Boissière, de la Sociedad Británica de Hipnosis Clínica y Académica. Tal cosa hace que la obtención de fondos para ensayos, formación y creación de servicios clave dentro de esos sistemas sea casi imposible. 

A pesar de ello, en el Reino Unido, por ejemplo, el Instituto Nacional para la Excelencia de la Salud y los Cuidados sí recomienda la hipnosis para una enfermedad concreta: el síndrome del intestino irritable (SII), que produce dolorosos retortijones, hinchazón, diarrea y estreñimiento. El SII –más conocido como colon irritable– es una dolencia de causa desconocida y para la que no hay cura, pero cuyos síntomas se alivian con algunos medicamentos y cambios en la dieta. Cuando los tratamientos no responden, la hipnosis puede propiciar una mejora de la calidad de vida. “En ese estado, los pacientes pueden visualizar el movimiento suave y regular de las olas del mar e imaginar que sus intestinos se mecen siguiendo un ritmo parecido”, señala Carla Flik, del Centro Médico Universitario de Utrecht, en los Países Bajos. 

En Estados Unidos, tanto la Asociación de Psicología de ese país como los Institutos Nacionales de Salud promueven la hipnosis como parte del tratamiento habitual para combatir el dolor. Numerosos estudios han demostrado que puede emplearse en distintos problemas crónicos, como la lumbalgia y los efectos secundarios de los tratamientos oncológicos, y que a menudo da mejores resultados que las terapias exclusivamente físicas o cognitivo–conductuales.

Su uso como alternativa a la anestesia

Tan efectiva puede ser la hipnosis en este sentido, que desde 1992 se usa incluso en algunos procedimientos quirúrgicos —entre los que se incluyen biopsias, laparoscopias y cirugía plástica—, como alternativa a la anestesia general. “La técnica es bastante simple”, asegura Aurore Marcou, del Instituto Curie de París. “El paciente recibe un anestésico local y una sedación suave. Nos sentamos junto a él y le guiamos para que se concentre en su mundo interior y en su respiración, con el objetivo de que fije la atención en un espacio seguro. Le ayudamos a revivir experiencias del pasado. Todo su cerebro se centra en esos recuerdos”. El mayor beneficio es que, de este modo, nos encontramos con menos efectos secundarios. “No produce la somnolencia ni las náuseas de la anestesia”, dice Marcou. Según Guy Montgomery, de la Facultad de Medicina Icahn del Hospital Monte Sinaí, en Nueva York, las mujeres que han seguido técnicas de hipnosis antes de someterse a una cirugía de cáncer de mama luego refieren menos dolor, ansiedad, náuseas y fatiga. Y los beneficios no son exclusivamente físicos. Su equipo ha calculado que si en el 90 % de las biopsias de mama se utilizara la llamada hipnosedación, solo en Estados Unidos se ahorrarían más de 135 millones de dólares al año. 

Dada la reducción de síntomas físicos y mentales, no es extraño que muchas embarazadas, como Shona, acudan a clases de hipnoparto. Oficialmente, sin embargo, todavía no existe una postura definitiva al respecto. En 2011, un análisis de trece estudios sobre esta práctica concluyó que se trata de una intervención prometedora para combatir el dolor que se sufre al dar a luz. El problema es que muchos de aquellos ensayos estaban tan mal planteados que no fue posible llegar a una conclusión. Una investigación de 2015 concluyó que el uso de la hipnosis no suponía ninguna diferencia en cuanto al número de mujeres que solicitaban anestesia en el parto, pero sí reducía sensiblemente los niveles de miedo y ansiedad que referían quienes se sometían a ella.

Estudios insuficientes

Donde la hipnosis parece tener muchas posibilidades es en el campo de la salud mental. En Norteamérica, los trastornos de ansiedad se encuentran entre las dolencias más comunes e invalidantes. En uno de los primeros estudios llevados a cabo sobre este asunto, Keara Valentine, de la Universidad de Hartford, en Connecticut, cuantificó junto a otros colegas el efecto de la hipnosis en la reducción de la ansiedad. Para ello, analizó todos los trabajos realizados sobre este tipo de terapia. Los resultados fueron impactantes: el participante medio que había sido tratado con hipnosis mostraba una mejoría superior al 84 % en relación a las personas con las que no se había utilizado. Es más, no había diferencias entre los beneficios obtenidos por quienes habían recurrido a la autohipnosis y los pacientes tratados con hipnoterapia guiada. Pero la hipnosis no se usa únicamente para aliviar el dolor y la ansiedad. Cada vez se utiliza más para ayudar a personas que quieren aprender nuevos comportamientos o desembarazarse de malos hábitos. Una vez más, sin embargo, los resultados no son concluyentes, debido al deficiente diseño de los ensayos. En junio de 2019, Jamie Hartmann-Boyce, de la Universidad de Oxford (Reino Unido), publicó junto a un equipo de colaboradores un análisis de catorce trabajos sobre el uso de la hipnosis para ayudar a fumadores a dejar el tabaco. Pues bien, no encontró suficientes pruebas que permitieran recomendar esta terapia. “El problema no fue que no sirviera para tal fin, sino que los estudios eran caóticos”, asegura Hartmann– Boyce. Y añade: “Había muchos sesgos, eran imprecisos o no contaban con suficientes participantes. Es un asunto muy importante. Hay que hacer más y mejores pruebas”.

Nuevas esperanzas

En otras áreas, los resultados tienen más consistencia. Por ejemplo, a comienzos de los noventa, un metaanálisis de estudios sobre la pérdida de peso demostró que si se añadía la hipnosis a la terapia cognitivo–conductual, se perdían más del doble de kilos. Otra iniciativa parecida, realizada en 2018, obtuvo resultados igualmente esperanzadores. A pesar de la creciente evidencia sobre el potencial de la hipnosis, todavía subsisten muchas dudas sobre cómo funciona realmente. Pero esto también está empezando a cambiar. “No creo que nadie pueda decir ‘sé exactamente qué es la hipnosis’, pero sí tenemos una cierta idea”, apunta Laurence Sugarman, del Instituto de Tecnología de Rochester, en Nueva York. En su opinión, no deberíamos pensar en este fenómeno como algo que lleva a un estado único, sino como una disciplina que influye en la capacidad del cerebro para adaptarse y aprender. “Es una habilidad que podemos usar para ayudarnos a nosotros mismos a cambiar nuestra mente”, afirma Sugarman. 

Esta adaptabilidad, conocida también como plasticidad, permite que el cerebro modifique sus conexiones neuronales para desarrollar más actividades, recordar nueva información y adaptarse a toda la variedad de experiencias que la vida nos pone por delante. Hay momentos en que el casquete pensante es más maleable; especialmente en los primeros años o cuando sentimos emociones fuertes. Es muy probable que la hipnosis ponga nuestra sesera en un estado propicio para esa remodelación, no en un sentido concreto, sino en muchas formas distintas, dependiendo de la persona y el tipo de estrategia que se emplee.

Por ejemplo, los estudios realizados mediante técnicas de imagen médica muestran que la inducción hipnótica suprime en parte la actividad en la corteza frontal, que es el área cerebral encargada de la planificación, la toma de decisiones y la atención. Esto relaja el freno que normalmente existe en otras zonas implicadas en el filtrado e integración de la información importante, procedente tanto de dentro como de fuera de nuestro cuerpo, que utilizamos para generar nuevos recuerdos, ideas y comportamientos. Algo parecido ocurre cuando tomamos alcohol, lo que igualmente nos hace más sugestionables. Da la impresión de que si nos encontramos en un estado hipnótico, nuestra mente es capaz de generar sensaciones más intensas.

Marie– Elisabeth Faymonville, responsable de la Clínica del Dolor del Hospital Universitario de Lieja, en Bélgica, ha podido observar que, cuando a un paciente que ha sido hipnotizado se le dice que imagine un recuerdo agradable, su cerebro muestra unas mayor actividad en las áreas relacionadas con el movimiento y las sensaciones que personas que simplemente están pensando en esa escena. “Aunque no existía un estímulo real procedente del mundo exterior, los individuos que estaban hipnotizados lo veían como si lo hicieran con sus propios ojos y estuvieran recibiendo información al respecto. Era muy parecido a la verdadera percepción ”, asegura Faymonville.

Cuanto más fuertes sean esas sensaciones, sean imaginadas o no, con más facilidad podrán incorporarse al comportamiento aprendido. Pero si se trata de controlar el dolor, la hipnosis puede ayudar de forma distinta. La percepción del mismo se da en el cerebro, y sabemos que este es influenciable. Pensemos en una gimnasta que se rompe la pierna en mitad de un ejercicio y sigue adelante, o en una madre que salva a su hijo de un edificio en llamas sin percatarse de las quemaduras que ha sufrido. Por lo visto, la hipnosis puede ayudarnos a conseguir algo parecido. Faymonville llevó a cabo la siguiente prueba: hipnotizó a un grupo de voluntarios y luego les aplicó mucho calor en la palma de la mano. El resultado fue que la incomodidad y la intensidad del dolor que estos percibieron fueron un 50 % menores que las de aquellos que no habían sido sometidos a hipnosis y únicamente se encontraban descansado y un 40 % más bajas en relación a quienes habían recibido la orden de distraerse recordando algo agradable. 

En este contexto, una mirada más profunda al cerebro muestra que este fenómeno es capaz de reducir la actividad de la corteza del cíngulo anterior, una zona que recibe información sobre estímulos sensoriales y está íntimamente relacionada con aquellas áreas que organizan las respuestas emocionales y conductuales apropiadas. Una menor actividad en esta región con forma de collar alrededor del cuerpo calloso, sugiere, por lo tanto, que las señales que suscitan las sensaciones dolorosas reciben menos atención de lo normal. Otras investigaciones muestran que la hipnosis coloca a la persona en un estado mental en el que las ondas cerebrales –los patrones de actividad neuronal– son similares a las que se observan durante la meditación profunda.

En un estudio con pacientes de esclerosis múltiple que fueron sometidos a hipnosis para tratar el dolor crónico, Mark Jensen, de la Universidad de Washington, en Seattle, observó que existía una conexión entre la potenciación de las ondas cerebrales theta generadas durante el trance hipnótico y un mayor alivio del dolor. Esto puede ser porque las que se producen en ese estado mejoran la capacidad del cerebro para aprender y adaptarse a la nueva información que está recibiendo durante la terapia. 

El secreto está en confiar

A pesar de estos avances, aún quedan muchos desafíos por delante. Uno de los más importantes es convencer a los médicos de que mantengan la mente abierta. Según Montgomery, muchos de los que están aún en proceso de formación preguntan: “¿Tenemos que hablar de hipnosis? Esta palabra puede asustar a los pacientes”. La respuesta es que sí. De hecho, el mismo tratamiento parece funcionar mejor si es denominado hipnosis que si para describirlo se utilizan circunloquios o términos como relajación o sugestión. La motivación para dejarse hipnotizar, así como el convencimiento de que se trata de una terapia creíble, pueden aumentar también la efectividad. Ocurre algo parecido a lo que sucede con el efecto placebo. Si se cree que el empleo de la hipnosis puede llegar a suponer una diferencia importante y, con ello, mejorar el tratamiento, quizá juegue un papel clave en su éxito. En todo caso, apostar por esta práctica en el marco de la medicina convencional podría reportar grandes beneficios. Los estudios muestran que gracias a ella se reduce el uso de analgésicos en los pacientes con dolor crónico.

En Estados Unidos, alrededor de 130 personas mueren diariamente de sobredosis por el consumo de fármacos de este tipo que resultan adictivos, en especial opioides. En el Foro Económico Mundial de Davos de 2018, el psicólogo David Spiegel, de la Universidad de Stanford, en San Francisco, señaló que la hipnosis ni lo es ni mata a la gente, sino que, por el contrario, puede tener un notable efecto en la reducción del dolor, por lo que merece la pena tomársela en serio. Pero ¿sirve la hipnosis para todo el mundo? “Lo cierto es que no, pero uno puede probar consigo mismo, pues el riesgo es mínimo”, dice Marcou. Y concluye: “Es, de hecho, una de las mayores bondades de esta técnica. Los resultados pueden ser verdaderamente asombrosos. Solo tenemos que estar dispuestos a dar a la hipnosis una oportunidad”.

* Este artículo fue originalmente publicado en una edición impresa de Muy Interesante

(FUENTE: muyinteresante.com)

Mujer afirma haber grabado un OVNI desde un avión: mira el video que se volvió viral



Una escena captada recientemente en Nueva York ha avivado el debate sobre la existencia de vida alienígena. En esta ocasión, Michelle Reyes, una pasajera de un vuelo sobre el aeropuerto LaGuardia, se sorprendió ante un avistamiento que rápidamente se volvería viral en las redes sociales. “¡Ayer vi un OVNI saliendo de casa! ¿Alguien me puede ayudar a identificar lo que es?”, escribió la mujer en su perfil de Facebook, compartiendo su desconcertante encuentro con lo que ella describe como un “cilindro volador”.

El misterioso objeto fue registrado en video desde la ventana de su asiento, desencadenando todo tipo de comentarios entre los usuarios.

Michelle confiesa que, en búsqueda de respuestas, le envió un correo a la administración de aviación federal: “Lo más probable es que se tratase de un objeto peligroso para la seguridad, pero por desgracia no me han contestado y han asegurado que no han recibido nada”.

Según Thomas Wertman, de la Red de OVNIS de Ohio, el objeto en cuestión presenta características poco usuales que desafían las explicaciones habituales. Además, su cercanía al avión podría descartar que se trate de un dron.

El origen del objeto sigue siendo un misterio

De momento, el origen del objeto sigue siendo un misterio, con teorías que van desde una nave extraterrestre hasta un animal de dimensiones raras.

Por supuesto, nunca faltan los escépticos que se niegan a creer en la existencia de ovnis, tomándose la situación con humor.

“Sabes que estás en problemas cuando los aliens empiezan a dejar la Tierra y no les importa si los vemos o no”; “¿Alguien le preguntó al piloto del avión si vio algo no identificado en su radar?”; “Los aliens olvidaron su botón de camuflaje”; “El hecho de que no llamara la atención de las autoridades significa que en realidad ella vio algo que no tenía una explicación convencional”, fueron algunos de los comentarios que dejaron los internautas.

Casos de OVNIs más recordados

A lo largo de la historia, varios avistamientos de objetos voladores no identificados (OVNIs) han captado la atención del público y alimentado la fascinación por lo desconocido. Uno de los incidentes más famosos es el Incidente Roswell de 1947 en Nuevo México, donde se afirmó inicialmente que un OVNI se estrelló, pero luego las autoridades lo atribuyeron a un globo sonda.

Otro caso icónico es el avistamiento de luces en forma de V sobre Phoenix en 1997, conocido como “Las Luces de Phoenix”, que sigue siendo objeto de especulación y debate sobre su origen hasta el día de hoy, contribuyendo a la narrativa popular de los encuentros con OVNIs.

(FUENTE: mag.elcomercio.pe)

El pie de una momia y otros tesoros reclamados por Perú aparecieron en el Museo del OVNI de Entre Ríos

Agentes de la Policía Federal llevaron a cabo un operativo sorpresa en el Museo del Ovni de Victoria, Entre Ríos, culminando con el decomiso de más de 60 piezas arqueológicas, algunas de ellas presuntamente de origen peruano y bajo sospecha de adquisición irregular.

Esta incursión se produce tras una alerta emitida por la Embajada peruana en Argentina, desencadenando una investigación coordinada por el Ministerio de Seguridad.

El inicio de estas investigaciones se remonta a una denuncia de la Embajada del Perú en Argentina, señalando la presencia en un museo entrerriano de una pieza de gran valor científico: un pie de momia presuntamente proveniente de la localidad peruana de Paracas, posiblemente extraído y exportado ilegalmente.

El juez federal de Victoria, Federico Martín, ordenó las diligencias para localizar esta pieza, con agentes federales identificando su presencia en el Museo del Ovni.

Tras corroborar la presencia de la pieza, se consultó con el Instituto Nacional de Antropología y Pensamiento Latinoamericano (INAPL) y el Museo de Ciencias Naturales y Antropológicas de Paraná, quienes no tenían registros de la inscripción ni del museo que exhibía la pieza. Ambos organismos confirmaron que las piezas exhibidas correspondían al acervo cultural de los Estados Argentino y Peruano.

En consecuencia, se ordenó el allanamiento del museo, donde se encontraron no solo el pie de momia denunciado, sino también otras 60 piezas, incluyendo obras de alfarería modelada, piedras talladas, fragmentos de cerámica y artefactos líticos pulidos, entre otros.

La responsable del museo, Andrea Perez Simondini, explicó que el pie de momia había sido recuperado hace más de 35 años en Perú por su familia durante una mudanza. Indicó que había mantenido un diálogo con el departamento de Cultura de la Embajada y que, tras varios intentos de donar la pieza a diferentes instituciones, incluyendo la embajada y museos de ciencia naturales, decidieron exhibirla en su museo local.

Andrea afirmó que fue ella quien recuperó la pieza mientras estaba de vacaciones en Lima, contradiciendo la versión de su padre y quedó notificada en la causa, mientras que las piezas secuestradas fueron trasladadas a la sede de la dependencia policial Interventora para su peritaje por el INAPL. El material de origen nacional será entregado al Museo de Paraná en calidad de depósito judicial.

La intervención del Departamento Protección del Patrimonio Cultural de la Policía Federal fue crucial en este operativo que tras recibir la alerta de la Embajada peruana y coordinar con el Ministerio de Seguridad, los agentes llevaron a cabo una minuciosa investigación que condujo al hallazgo de las piezas arqueológicas en el Museo del Ovni.

El juez federal Federico Martín, a cargo del caso, destacó la importancia de preservar el patrimonio cultural tanto argentino como peruano. Asimismo, ha instado a que se realicen todas las diligencias necesarias para determinar la legalidad de la adquisición y posesión de estas piezas.

Por su parte, la Embajada peruana en Argentina expresó su agradecimiento a las autoridades argentinas por su colaboración en este caso y ha reafirmado su compromiso con la protección del patrimonio cultural peruano. Se espera que este caso sirva como un precedente importante en la lucha contra el tráfico ilícito de bienes culturales en la región.

A mediados del mes de agosto del año pasado, desde Perú señalaban que estaban enfrentando un desafío significativo en la recuperación de una vasta cantidad de objetos coloniales, arqueológicos y antropológicos saqueados a lo largo de su historia, lo que impide su potencial como un centro cultural de renombre internacional.

Un informe reciente destacó la falta de esfuerzos serios por parte del Estado peruano en reclamar estos valiosos objetos, que son testimonios vitales de su pasado. Además, se señala la escasa voluntad por parte de los actuales poseedores para devolver este patrimonio cultural.

Las estimaciones apuntan a que alrededor de 100 mil piezas peruanas se encuentran en museos extranjeros, mientras que medio millón más estarían en colecciones privadas, disponibles para la venta en el mercado negro.

La Ley de Protección del Patrimonio Cultural de la Nación de Perú define este patrimonio como “toda manifestación del quehacer humano”, pero sin un documento que confirme su estatus como tal, el Estado no puede intervenir para protegerlo.

Los sitios arqueológicos peruanos albergan una rica colección de piezas históricas que proporcionan una ventana invaluable al pasado del país, información que no puede obtenerse de otra manera.

Sin embargo, para muchos países extranjeros, estas piezas son simplemente objetos de alto valor monetario, despojados de su significado cultural. Por lo tanto, son subastadas al mejor postor sin considerar su importancia cultural para el Perú, lo que representa una pérdida significativa para la identidad nacional y la herencia cultural del país.

(FUENTE: contextotucuman.com)

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails