Publicidad

martes, 26 de julio de 2016

Preparación y uso del Agua Lustral



Por: Reynaldo Silva Salas.

Este elemento mágico es muy efectivo para realizar con él una limpieza de la casa, negocio o incluso de uno mismo, de los efectos de maleficencias, “Daños”, males de ojo y otros tipos de energías negativas. Su origen y procedencia es compartido entre los romanos, los gitanos y los indios del Calicut.

Elementos a necesitar:

1- Agua (los gitanos prefieren usar agua de río)
2- Tres carbones (los gitanos recomiendan 7)
3-Un pequeño brasero.

Pasoso a seguir:

1-Ponga a hervir el agua en una olla, mientras en el brasero hace que los carbones se enciendan. Una vez que el agua rompa a hervir, tome con cuidado los carbones y échelos en el agua uno a uno, mientras recita con fuerza:

“Los malos ojos me miran,
¡Muy pronto extinguidos deben ser!
Y luego siete cuervos,
Arrancarán los ojos malos;
Los ojos malos ahora te miran,
¡Muy pronto extinguidos deben ser!
Mucho polvo en los ojos,
Y ciegos entonces se volverán,
Los ojos malos ahora te miran
¡Muy pronto extinguidos deben ser!
Deben ser quemados, quemados deben ser.
En el fuego de Dios”.

2-Una vez que se haya concluido de recitar la invocación, deje que el agua enfríe. Una vez fría, utilícela para limpiarse y purificarse, o en el caso de querer limpiar una casa o negocio, utilícela para realizar una limpieza profunda en el lugar.

Recomendaciones:

Recomiendo siempre guardar una cantidad para limpiezas adicionales -ya sean personales o de su local ú hogar-; guarde el Agua Lustral en un frasco o botella de vidrio opaco, tapado y en un lugar fresco y alejado de la luz del sol. El Agua Lustral puede ser conservada por un período de 28 días.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails