Publicidad

martes, 30 de junio de 2009

La niña de coletas



Esta historia me la contó un guardia de seguridad del shopping Portones, de Montevideo (Uruguay).

El decía que hubo un caso años atrás en los edificios de enfrente del shopping que le dejo confuso durante mucho tiempo y que, hasta la fecha, no se sabe con certeza lo que una mujer que vivía allí les contó, la misma historia que el guardia nos contó a nosotros y yo ahora se la cuento a ustedes.

Resulta que la mujer que contó la historia vivía sola en los edificios de enfrente del shopping, y un día, como otro cualquiera, le llaman al timbre de la puerta: ella mira por la mirilla y ve a una niña con dos coletas. La mujer, sin abrir la puerta, le pregunta que quería, y la niña le dice que un vaso de agua. La mujer sirve el agua y cuando abre la puerta, la niña no estaba.

Al otro día vuelve a sonar el timbre de la puerta y, para sorpresa de la mujer, era la misma niña del día anterior pidiendo el vaso de agua; la mujer le dijo que si, pero que no se vaya, como el día anterior. Cuando abrió la puerta, la niña había vuelto a desaparecer.

Así pasaron los días y la niña iba todos los días a ver a la mujer, y la mujer, harta de que la niña le pida el vaso de agua y luego desaparecer, baja a hablar con el portero y le comenta lo de la pequeña. el portero le dice que no vio nunca a una niña subir ni bajar.



La mujer totalmente confusa mira un retrato que tenia el portero en su mesa y asustada le dice a este que esa era la niña de la cual ella hablaba. El portero entre confusiones y lamentos le dijo a la mujer que eso era imposible, que esa niña era su hija y que hacia ya algún tiempo que había muerto de forma extraña en ese edificio, y que el cadáver nunca se encontró...

La mujer al poco tiempo abandono ese edificio y un año después abandono también el país.


Nunca supimos porque esa niña solo iba a esa casa ni porque pedía un vaso de agua; la única conclusión que yo saque es que esto es una leyenda urbana: ustedes son los que juzgan a partir de ahora.


(Colaboración de: paco_eltriste, de Montevideo, Uruguay)

lunes, 29 de junio de 2009

Los UFO Crash peruanos


Se conoce como “UFO Crash” a los casos en los que se sostiene que, un OVNI impacta contra la superficie terrestre, ocasionando la destrucción total o parcial del vehículo, así como de sus ocupantes. Definitivamente es el tipo de encuentro con la realidad extraterrestre, más enigmático y controversial de todos, dado que es imposible desligarlo de las teorías conspirativas existentes, referentes a los esfuerzos de los gobiernos del mundo, empeñados en ocultar la verdad.

Como uno de los países con más avistamientos OVNI en el mundo, el nuestro no es ajeno a este tipo de hechos: si bien hace apenas unas décadas, las investigaciones ufológicas -por parte de institutos militares e investigadores civiles peruanos-, recién son expuestas con un nivel de apertura antes desconocido en nuestro país, éstas aún se mantienen en una –por decirlo de alguna forma-, “etapa embrionaria”: los testimonios anteriores a 1980, sobre la presencia de naves extraterrestres en el Perú, no han sido aún analizados concienzudamente, por lo que muchos de ellos aún están considerados en la indefinida categoría de “posibles”, e incluso, de “leyendas urbanas”. En esta categoría, se hallan también los “UFO Crash” peruanos.

Los investigadores ufológicos peruanos y la OIFAA (Oficina de Investigación de Fenómenos Aéreos Anómalos, perteneciente a la FAP), aún mantienen un cierto grado de “secretismo” acerca de la información que poseen acerca de posibles casos de OVNIs estrellados en el Perú, ahondando el misterio y de paso, dando pie a que se refuerce la creencia de que las superpotencias (especialmente Estados Unidos), han mantenido a través de los años, todo un aparato logístico, dedicado a recuperar y ocultar sistemáticamente, OVNIs siniestrados y tripulantes, con motivos oscuros y desconocidos.

¿Se han estrellado OVNIS en territorio peruano?
Responder esta pregunta es harto difícil; la única respuesta posible es un simple “quizás”; las relaciones entre la Fuerza Aérea Peruana y el gobierno norteamericano (con respecto al fenómeno OVNI), aún es desconocido, por lo que no “existen”, informes fidelignos, acerca de UFO Crashes en nuestro país, por lo que con lo único que se cuenta es con testimonios escasos y ninguna prueba, amén de información recopilada por investigadores independientes,… a pesar de tan escaso material disponible, echemos una mirada a los UFO Crash peruanos.

Según los investigadores peruanos del fenómeno OVNI, existirían indicios de que ha habido al menos, entre tres y cuatro OVNIs estrellados en nuestro país, a lo largo de la historia:

1-UFO Crash de Talara: supuestamente acontecido en 1966. Cerca de una base de la FAP en la provincia de Talara (Región Piura); se recogió un ovni estrellado con 3 tripulantes muertos en su interior.

2-UFO Crash de San Mateo: supuestamente acontecido en 1974. En este caso, un ovni se estrella en la localidad de San Mateo, cerca a Chosica (Región Lima); se recuperan 2 cadáveres extraterrestres. Una televisora nacional cubrió la noticia a través de reporteros enviados al lugar de los hechos, pero nunca difundieron el material audiovisual. El OVNI caído fue recuperado -junto a sus tripulantes-, por agentes de Estado Unidos y del Perú.

3-UFO Crash del Cerro Pilán: Investigado por el Dr. Anthony Choy. Podría ser considerado el caso de OVNI estrellado más antiguo del que se tenga noticia en el país: más que todo se basa en referencias orales. Choy descubrió que, había un historiador de la zona, Carlos Espinoza León, que señalaba que en 1905 los pobladores vieron un objeto que venía desde Talara, cruzaba el valle de Morropón y se estrellaba en el cerro Pilán. Al investigar el área, encontró una huella circular de 300 metros de diámetro en la cual no crece pasto y donde todas las piedras están molidas. El investigador hace referencia también a los testimonios de la gente mayor del lugar, que dicen que no fue ni un cometa ni un meteorito.

4-UFO Crash del Urubamba: un cuarto ovni estrellado, ocurre a mediados de 1 985, en el valle de Urubamba (Región Cusco); un artefacto en forma de disco es recuperado por el gobierno peruano, con ayuda de otras potencias (sic).

Este incidente, se dice, fue encubierto por el gobierno peruano, cediendo la investigación completa a autoridades de las superpotencias de la época.

Otros casos posibles
Existen otros dos casos considerados como probables por algunos investigadores OVNI peruanos: el primero, supuestamente acontecido el 18 de Junio de 1988 (se destaca que es el único de todos con fecha exacta); los pobladores del distrito de Jesús, (Región Cajamarca), se estremecieron al ver su población iluminada por un OVNI en llamas que tras cruzar el cielo, desapareció entre unos cerros produciendo una tremenda explosión. Según la versión del Abelardo Alcalde, representante del distrito en aquella época, el objeto, de forma oval, cruzó el cielo a baja altura, estremeciendo las tejas de las casas del lugar y desapareciendo en unos montes originando una ruidosa explosión. Era de forma ovoide color blanco naranja y a su paso causo un extraño sonido nunca escuchado en la región. Tras el impacto, Alcalde pidió que se nombrara una comisión científica que viaje al lugar para investigar el hecho. Se asegura también que una denominada “Comisión Investigadora de Orígenes del Hombre”, procedente de Barcelona (España), vino al Perú meses después para organizar una expedición con el fin de dar con la nave estrellada. A partir de ese momento, no se sabe nada.

El último caso es más reciente y a la vez intrigante: en 1997, aviones de la Fuerza Aérea peruana habrían derribado a un objeto volador desconocido de veinte metros de largo por diez de ancho, que se estrelló en un peñasco en la selva de Chachapoyas, (Región Amazonas). Según declaraciones de un desconocido militar norteamericano, los restos del artefacto fueron recogidos por un contingente de militares estadounidenses en forma secreta bajo el permiso del estado peruano. En el lugar quedo regado por una extraña “materia gelatinosa”.




El UFO Crash de Youtube
Un listado de los posibles OVNIS estrellados en el Perú no estaría completa sin este pintoresco caso: en octubre de 2007, un desconocido usuario de YouTube, conocido como, "stevenng2020" cargó 4 vídeos cortos, mostrando un caso intrigante: las imágenes de un supuesto extraterrestre muerto en un UFO Crash acontecido en enero de 1974, sin más datos acerca del lugar del hecho, salvo la referencia de “acontecido en las montañas del Perú”.

“…Las autoridades militares negaron que esto había pasado, pero algunas personas que estuvieron allí antes de ellos y tomaron algo,… muy valioso un humanoide. Lo que usted está viendo, es el cuerpo del extraterrestre muerto, el cual guardan desde hace más de 33 años,…”-, reza el comentario del video. ¿Es real el video?, lo dudo, pero sorprenden las molestias que se tomaron los creadores del mismo para realizarlo.

¿Hallaremos pruebas de UFO Crashes en el Perú?
Si aceptamos que las fuerzas armadas peruanas han podido estar coludidas con las superpotencias en la segunda mitad del siglo pasado, para ocultar restos de OVNIS estrellados, esperar revelaciones tales es, pues, una espera en vano. Si por otra parte, anhelamos que los investigadores independientes den con las huellas de tales extraños accidentes, debemos exigirles que descarten su actual postura “secretista”: los investigadores peruanos se muestran particularmente reacios a mostrar siquiera una ínfima parte de los testimonios e información recabada por ellos, acerca de los UFO Crashes peruanos.

Asimismo, hasta el día de hoy no se ha realizado una búsqueda rigurosa de datos adicionales en la prensa local, y en la época de los supuestos accidentes: para cualquier persona que haya vivido en las provincias del Perú, los sucesos tienden a no “desaparecer” de un día para el otro; asimismo, el peruano tiende a ser particularmente un testigo muy descriptivo con respecto a los fenómenos anómalos, y se destaca por un casi inexistente sentimiento de vergüenza al ser testigo de un hecho que supera su comprensión: como ejemplo tenemos los centenares de testimonios de los campesinos del Callejón de Huaylas, quienes han testimoniado por décadas las apariciones OVNI en las comisarías y puestos policiales de sus localidades.

¿Existirán más casos UFO Crash en el Perú?, solo el tiempo lo dirá.

domingo, 28 de junio de 2009

Ciudad sagrada de Caral es declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad



Este nombramiento se produjo durante la sesión número 33 del Comité de Patrimonio Mundial realizada esta semana en la ciudad española de Sevilla.

En esta se decidió incluir en la lista de patrimonio mundial de Unesco a este complejo arqueológico ubicado en el distrito de Supe, al norte de Lima.

En declaraciones a la Agencia Andina, la doctora Shady recordó emocionada que este reconocimiento se ha dado en la primera ocasión que el sitio prehispánico ha sido postulado.

Según informó, el nombramiento de Caral como Patrimonio de la Humanidad se dio luego que el el Comité del Patrimonio Mundial aplicara estrictos criterios de evaluación y reconociera el valor universal y excepcional de la Ciudad Sagrada de Caral.

Añadió que es una confirmación que Caral es muestra de la civilización más antigua de América que floreció entre los años 3000 y 1800 a.C.

La decisión del Comité de Patrimonio Mundial se ha basado en el informe técnico del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS).

Además, la decisión del Comité ha señalado que en la Ciudad Sagrada de Caral se cumplen los principios de integridad y autenticidad en la conservación de monumentos y que el sistema de gestión implementado es adecuado.

Asimismo, recomienda al Estado peruano, como Estado parte, que continúe o incremente su apoyo económico a las actividades de investigación y conservación.

Finalmente, resaltó la importancia del patrimonio cultural del Perú, pues, además, de poseer sitios tan destacados como Machu Picchu, tienen, asimismo, a la impresionante civilización Caral.

Con la inclusión de la Ciudad Sagrada de Caral (5000-4000 antes del presente) en la Lista de Patrimonio Mundial ya suman 11 los sitios peruanos inscritos en ella.

La doctora Shady advirtió que, luego de esta declaración, no se debe convertir los alrededores de Caral en otro Aguas Calientes que pone en peligro categoría de patrimonio de la humanidad de Machu Picchu.

“El paisaje cultural y natural debe conservarse”, agregó la especialista añadiendo que sino se pondría en peligro el prestigio del país.

Solicitó a los gobiernos regional, provincial y local someter el valle a un plan de acondicionamiento territorial para un óptimo uso del lugar.

Por otro lado agregó que el área que se ha declarado patrimonio de la humanidad es de 66 hectáreas que comprende la ciudad sagrada y el paisaje circundante, lo que es más extenso que varias ciudades de Mesopotamia de similar antigüedad.

Señaló que se podrá agregar más adelante otros sitios arqueológicos cercanos de la misma civilización como Áspero, Vichama o Chupacigarros conforme se pongan en valor.

(FUENTE: 24horaslibre.com)

sábado, 27 de junio de 2009

La casa de Osambela


La casa de Osambela o casa de Oquendo es una edificación de la época virreinal y se levanta sobre el antiguo noviciado de los padres dominicos, sito en el jirón Conde de Superunda, en el centro histórico de la ciudad de Lima, Perú. Es una de las casonas más grandes del centro de Lima y es notable por su amplia fachada y balcones de excelente calidad. su construcción data de finales del siglo XVIII y principios del XIX y fue terminada entre1803 y 1805.

El terreno donde se levanta la Casa de Osambela era propiedad del Convento de Santo Domingo y, para cumplir unos pagos y acabar con unas obras de la iglesia que habían quedado inconclusas, fue vendido al Armador de buques, Banquero y comerciante español Martín de Osambela, Marqués de Osambela y Teniente Coronel de Milicias. El solar comprado por Osambela correspondía a la parte arruinada y casi destruida del noviciado, fue adquirido en 1815, quien al parecer debió haberse enfermado de gravedad, pues, hizo un primer testamento declarando que no tenía herederos. Luego, en un segundo testamento, hecho en 1822, da a conocer que contrajo matrimonio con Mariana de Ureta y Bermúdez, siendo los hijos de dicho matrimonio: María Mercedes, Mariana, José Valentín, Dolores y Cayetano. Osambela se casó de edad muy madura y llevaba muchos años de edad a su esposa, de quien se dice que era una dama de belleza excepcional.

Cuando llegó el libertador, General don José de San Martín, Osambela puso su casa a su disposición para el gran baile que el libertador ofreció a la sociedad limeña, habiéndose alojado en ella el libertador después de proclamar la independencia política del Perú.

Paradójicamente, Osambela murió años después en la fortaleza del Real Felipe del Callao, donde se refugió con otros, en tiempos de Rodil.

La casona es hoy conocida como el local del centro cultural "Inca Garcilaso de La Vega", sede de eventos culturales, como la Bienal, y otros relacionados con la vida de la ciudad de Lima y sede de la Academia Peruana de la Lengua (RAE – Perú) y Lenguas Nativas y de la Oficina Regional en el Perú de la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI).

La leyenda fantasmal referente a este edificio, cuenta que durante las noches, se puede ver y escuchar a una extraña y desconocida mujer de blanco, la cual se pasea lamentándose por los pasillos de la casona, golpeando insistentemente las puertas y ventanas de los antiguos dormitorios, tratando infructuosamente de ingresar,… Vigilantes y personal del otrora palacio de Osambela, aseguran que el ruido insistente, de puertas y ventanas tratando de ser abiertas a la fuerza, es espeluznante.

viernes, 26 de junio de 2009

Pusharo



Los petroglifos de Pusharo constituyen un testimonio cultural sobresaliente de los pueblos amazónicos que habitaban la selva de las actuales regiones de Cusco y Madre de Dios en un pasado remoto. La gran concentración de signos grabados en un panel de piedra natural, de dimensiones monumentales, convierte a estos petroglifos en una de las manifestaciones de arte rupestre más importantes de la amazonía peruana y en un innegable Lugar de Poder espiritual del universo amazónico.

A pesar de que el sitio es conocido desde hace más de ochenta años, recién fue reconocido en el 2003 como patrimonio arqueológico por el Instituto Nacional de Cultura del Perú.

Para muchos exploradores, buscadores de tesoros y seguidores de la corriente esotérica y mística, la zona de Pusharo y los grabados rupestres estarían relacionados con el legendario Paititi , por lo que desde hace varias décadas recibe la visita -sea ilegal o autorizada mediante un permiso especial de la Jefatura del Parque Nacional del Manu-, de grupos extranjeros o nacionales, entre los que figuran aventureros y buscadores de tesoros, productores de cine, escritores, expedicionarios y también miembros de la hermandad mística-religiosa “Rahma”, la que afirma haber entrado en contacto con extraterrestres frente a la pared de los petroglifos, probablemente bajo el efecto de plantas alucinógenos como la ayahuasca.

Los miembros de la comunidad nativa de Palotoa Teparo consideran a Pusharo como territorio de sus ancestros e interactuaban con los petroglifos todavía hasta hace pocos años atrás en el marco de sus rituales vinculados a acontecimientos de caza colectiva de animales silvestres.



Ubicación
Pusharo está ubicado en la cuenca media del río Palotoa, distrito y provincia de Manu, departamento y región de Madre de Dios, al suroriente del Perú, a una altura de 529 m.s.n.m., dentro del Parque Nacional del Manu, integrante del Sistema Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (SINANPE), y bajo la jurisdicción y tutela del Instituto Nacional de Recursos Naturales (INRENA) Pusharo forma parte de la Zona Histórico-Cultural del PNM, que abarca 18252.68 has y se encuentra localizada en el sureste del área protegida.

El acceso desde el Cusco es por la carretera de penetración a la selva. Pasando por el pueblo andino de Paucartambo y los centros poblados amazónicos de Pillcopata y Salvación, tras un recorrido de unas 7 horas, al km. 250, en el que se encuentran el embarcadero de Santa Cruz y un Puesto de Vigilancia del PNM, en el que deben registrarse los visitantes, autorizados por la Jefatura del PNM en el Cusco para visitar a Pusharo. El viaje prosigue en "peque peque" (bote de madera con motor de dos tiempos), siguiendo primero, río abajo, el Alto Madre de Dios, hasta cerca del poblado y misión dominica de Shintuya; luego se surca el río Palotoa hasta el Tambo Palotoa, en la margen izquierda, donde se puede pernoctar, previa coordinación y pago al representante de la comunidad encargado del albergue.

Si el caudal lo permite, se puede llegar el mismo día hasta el refugio Pusharo, ya en el PNM, y surcar o caminar al día siguiente hasta el pongo donde se encuentran los petroglifos. En estiaje, el viaje en bote termina en el Tambo o, río arriba, en la desembocadura del tributario llamado Avaroa (lugar también conocido como Rinconadero), donde existe un conjunto de casas pertenecientes a un grupo familiar de la tribu Matsiguenka llamado "Japón".

Su descubrimiento y las primeras expediciones
Los petroglifos de Pusharo parecen haber sido encontrados por primera vez en 1909, durante una "correría de indios" por un cauchero anónimo, quien los describió como letras góticas esculpidas. Doce años más tarde, el 14 de agosto del 1921, el misionero dominico Vicente de Cenitagoya, acompañado por el fraile de su congregación Jesús Broca y el sacerdote José Rodríguez, así como por tres guías Matsiguenkas, llegó a Pusharo desde la misión ubicada en la boca del río Manu y realizó los primeros dibujos de algunos petroglifos. Registró el lugar bajo el nombre de Río Shinkibenia.

Desafortunadamente perdió luego sus apuntes y tuvo que reelaborarlos de su memoria para un artículo que publicó veintidós años más tarde. Llegó a la conclusión de que se trataba de una escritura oriental y gótica y de “escenas del Viejo y Nuevo Testamentos, como el hecho de la creación, el primer pecado, la Virgen con su hijo, el arrepentimiento y la promesa de redención”.

Desde 1921 pasaron casi cincuenta años sin que se produjeran reportes de visitas a Pusharo. En julio de 1969, llegó al sitio el legendario médico y explorador arequipeño Carlos Neuenschwander Landa, buscador del legendario Paititi, quien, al verse impedido de aterrizar con el helicóptero a su disposición en la meseta de Pantiacolla, optó por la visita a Pusharo, junto con Santiago Yábar Calvo, empresario turístico del Cusco, los hermanos Corisepa (indígenas Huachipaires del poblado de Shintuya), y el taxidermista Celestino Kallinowski, entre otros.

Un año más tarde, en 1970, el Padre dominico Adolfo Torralba fotografió el panel de petroglifos para el archivo de los Misioneros Dominicos. El misionero español Joaquín Barriales, de la misma congregación, investigador aficionado del arte rupestre (quien en 1982 publicara el trabajo del alemán Christian Bües sobre los petroglifos de la cuenca del Alto y Bajo Urubamba, en la región amazónica del Cusco), hizo dibujos a partir de las fotografías de Torralba y los incluyó en la publicación referida.

En 1975, los aventureros Nicole y Herbert Cartagena (pareja franco-peruana) llegaron a Pusharo y en su libro "Sobre la pista de los incas" lo describieron como un nuevo descubrimiento realizado por ellos. En 1978, el cusqueño Fernando Aparicio Bueno, quien recibió una distinción de parte de la empresa Rolex, por sus méritos en la búsqueda del Paititi, visita el sitio, mientras que Carlos Neuenschwander continúa pasando por Pusharo en varias de sus múltiples expediciones durante los años setenta y ochenta.

Gregory Deyermenjian, junto con gente local, un guarda parque, tres Matsiguenkas de Palotoa-Teparo y guiado por Santiago Yábar Calvo, visitó Pusharo en octubre de 1991 durante su expedición en búsqueda del Paititi, patrocinada por el Instituto Nacional de Cultura del Cusco. En otras expediciones visita el complejo arqueológico inca de Mameria, descubierto por el explorador peruano Ludwig Essenwanger.

Como vemos, Pusharo ha recibido constantemente visita de investigadores que han tratado de debelar sus misterios, pero para aclarar la situación, se considera como su descubridor oficial a Vicente de Cenitagoya y los dominicos, y a Ludwig Essenwanger, como quien lo hizo conocido para el mundo.

Los petroglifos en sí
En general, se describen como los petroglifos de Pusharo como si solo fuesen los descubiertos por Cenitagoya en 1921, pero en viajes de prospección a la zona de Pusharo realizados entre los años 2000 y 2005, se han localizado y estudiado otros dos sectores con grabados, los que, han sido nombrados por los investigadores como “sectores” B y C, respectivamente. Los tres sectores se encuentran en el tramo final del Pongo de Meganto. El sector B, fue encontrado por Santiago Yábar y Neuenschwander (1983) en una de sus visitas a Pusharo y revisitado por Deyermenjian en 1991.




Las figuras más llamativas y las que saltan primero a la vista, de estos enigmáticos petroglifos, son los diferentes tipos de representaciones de “caras” o máscaras, provistas de rasgos faciales, aisladas o entrelazadas con simples o complejos motivos de forma geométrica. Su tipo más frecuente, es de forma “acorazonada” (rostro en forma de corazón), que, por ser el motivo más representativo del sitio, se ha convertido en el emblema de Pusharo. Tres de estas máscaras o cabezas están contorneadas con líneas que salen de la hendidura en la parte superior de la cabeza y terminan en el mentón, y que podría tratarse de la representación del cabello. Otras de las cabezas-máscara, desprenden líneas onduladas, que terminan en un gancho: posiblemente sea la estilización de un adorno plumario. Las demás cabezas o figuras mascariformes son más abstractas, representando ojos en forma de espiral. La boca está generalmente indicada por una raya horizontal y, ocasionalmente, por un hoyuelo: la nariz, por una raya vertical, por un hoyuelo o está ausente.

El resto de figuras presentes en los petroglifos son igual de intrigantes y han generado todo tipo de interpretaciones: “relojes de arena”, símbolos en forma de “T”, cruces de motivos amazónicos que nada tienen que ver con el símbolo cristiano), rombos, rejillas, formas sinuosas y un largo etcétera, totalizándose hasta 275 símbolos de significado desconocido.




Para algunos investigadores, Pusharo sería una suerte de “mapa” que permitiría descubrir una serie de ruinas ocultas en la selva: específicamente, el legendario Paitití, también conocido como “El Dorado”. Para otros, serían muestra de contactos entre el hombre amazónico y “dioses” de origen extraterrestre, mientras que para otros serían la prueba de la existencia de una antigua y desconocida civilización amazónica.

Para los arqueólogos, la interpretación es la que los petroglifos tienen un origen chamánico: los petroglifos serían representaciones abstractas de la cosmología, del mundo mítico y espiritual plasmadas en la roca por los "soñadores" del mundo amazónico, poseedores de una percepción global y precisa del universo que les es dada en el momento del trance chamánico producido por plantas alucinógenas (Ayahuasca o el extracto de otras plantas).

En el caso de los Matsiguenkas, el trance que producen estas plantas posibilita el contacto de los chamanes con los “Saanka’rite” o espíritus protectores que habitan en el bosque y cuando el chaman, en vez de tomar ayahuasca o tabaco, ingiere otros jugos vegetales, puede lograr visiones donde aparece un jaguar poderoso, quien protege a los Matsiguenkas, y cuya verdadera figura es humana.

Sobre el efecto de la ingestión de Ayahuasca entre indígenas amazónicos, los participantes en las experiencias de Ayahuasca logran ver todas las divinidades de la etnia, la creación del universo, los primeros seres humanos y animales y hasta el establecimiento del orden social. Entre las funciones de los rituales donde se emplea la Ayahuasca, ellos mencionan la comunicación con los ancestros y la iniciación de los adolescentes varones a la vida adulta.

Los efectos rituales de la ayahuasca
Es interesante señalar que la ingestión del brebaje a base de Ayahuasca suele producir, en la primera etapa, entre otros síntomas, la visión de objetos con doble o triple línea de contorno (comparable con los petroglifos), y secuencias largas, similares a sueños donde aparecen felinos, reptiles y otras imágenes. La segunda etapa está caracterizada por un proceso alucinatorio profundo durante el cual se activan imágenes de formas irregulares (diseños geométricos) y aparecen visiones de animales, figuras humanas, monstruos y escenas mitológicas, como por ejemplo, el espíritu del jaguar.

El estudio de los mitos puede, sin embargo, ayudar a descifrar algunos de los símbolos. Por ejemplo, el motivo de las cabezas que aparecen grabadas, muy probablemente representen máscaras, pues era y sigue siendo costumbre muy difundida entre los pueblos amazónicos el representar a los seres extrahumanos de sus mitos mediante máscaras hechas de diferentes materiales (calabaza, barro cocido, madera y corteza de árbol). Para los piros, shipibo-conibos y matsiguenkas, estos seres mitológicos son los dueños espirituales y protectores de los recursos del bosque, particularmente de los animales de caza a los que, como son peligrosos y feroces, hay que neutralizarlos mediante las máscaras en las que estos se han transformado.

Para los Matsiguenkas y otras etnias amazónicas son importantes determinados sectores de los ríos, secciones peligrosas del mismo (rápidos) y lugares donde existen formaciones rocosas: estos lugares, y particularmente los bloques grabados en las orillas de los ríos, son concebidos como residencias de los espíritus o seres míticos, que vivieron anteriormente en el territorio y que, al final de su vida terrestre, fueron encerrados en las piedras.




Otros petroglifos en la región
-Los cusqueños Santiago Yábar y Eduardo Cáceres, que acompañaron al médico arequipeño Carlos Neuenschwander en su expedición de 1969, informaron haber encontrado en un trayecto de 5 Km., siguiendo la pared rocosa del acantilado de Pusharo.

- El explorador Vega Centeno menciona una comunicación personal de los Matsiguenkas de Palotoa-Teparo, según la cual existen petroglifos "río arriba del Pongo de Shinkibenia, llamados "Manique".

-El explorador estadounidense G. Cope Schellhorn publicó un artículo en la Revista "Ancient American" (2000, N° 30) sobre una expedición hacia las cabeceras del Inchipiato, donde su guía Santiago Yábar encontró petroglifos en una pared casi vertical sobre el lecho de lo que ellos denominaron el "brazo No.3 del río Inchipiato". Al observar la foto del artículo surge la duda sobre si se trata realmente de grabados o de fisuras naturales de la roca.

-Jorge Ladrón de Guevara, al explorar, "…las cabeceras del Carene o Colorado en el punto donde casi tocan con las del Nusiniscato,…"-, afirma haber encontrado "en un cañón muy profundo, tallados en una inmensa pared de roca, petroglifos iguales,…" a los de Pusharo.

-Los petroglifos de Queros (o Jingkiori en el idioma Huachipairi) en el distrito de Kosñipata, provincia de Paucartambo, a unos 50 km en línea recta de Pusharo, hacia el sureste, fueron descubiertos, fotografiados y calcados por el Padre dominico José Álvarez el 13 de diciembre del 1942, durante su corta visita a un grupo de Huachipairis del río Eori o Queros.

Pusharo hoy en día
En el actual mundo globalizado, donde los paradigmas religiosos han entrado en crisis en muchos lugares del planeta, hace tiempo que ha comenzado una búsqueda de nuevos valores que den sentido a la existencia humana. Parte de esta búsqueda se expresa en las corrientes esotéricas-místicas que han identificado al Perú como un país privilegiado en cuanto a la existencia de lugares mágicos y cargados de energía. Los petroglifos de Pusharo se han convertido en un destino obligatorio para algunos de estos grupos.

Lamentablemente, no existen disposiciones, mecanismos administrativos ni recursos financieros apropiados para garantizar la conservación del sitio ante una futura afluencia de visitantes: esto es preocupante ya que los petroglifos, como se sabe, constituyen un bien no renovable, único, frágil e irreparable.

jueves, 25 de junio de 2009

Vampirismo psíquico (3); métodos de protección


Tercera parte y final:

El vampirismo psíquico, lejos de ser un producto de sueños y fantasías, es una penosa realidad. Podemos considerar que, tras analizar lo que he presentado al amigo lector, es una plaga difícil de erradicar; sobre todo tomando en cuenta de que no corresponde al ciudadano común, sino a los agentes espirituales del Bien encargarse de esos menesteres. A fuerza de tener que “convivir” con estas criaturas, el ocultismo ha ido descubriendo una serie de métodos para impedir sus ataques y alejarlos lo máximo posible de nuestra presencia; y en el caso de los vampiros psíquicos inconscientes, llegar incluso a revertir su condición, volviéndolos a la normalidad.

Métodos para mantener alejados a los vampiros psíquicos
Existen varias formas para “mantener a raya” a los vampiros psíquicos de todas clases; dichos métodos son los siguientes:

1-El ajo parece ser casi lo único que emparenta a los vampiros de las leyendas y a sus similares del mundo astral; colgar una cadeneta formada por siete cabezas de ajo secas en un ambiente, logra mantenerlos alejados del recinto o dormitorio. Lamento decir que todos mis esfuerzos para lograr descubrir la causa de esta reacción por parte de estas criaturas han sido totalmente en vano.

2-Como son entidades que se desenvuelven en el astral, una protección contra los intrusos astrales ha demostrado también ser altamente eficaz contra ellos es la siguiente: portar una cadena con un cuarzo cristal sin ninguna fisura, sin importar su forma. Este tipo de cuarzo tiene el poder de convertirse en prisión de cualquier intruso del astral que se acerque demasiado a nuestro lecho: si se usa uno y, pasado un tiempo, se le nota una fisura que antes no existía, considere que ahí está una muestra del fin de un vampiro psíquico.

3-Como la energía que buscan de nosotros es la libido, una forma de ser inapetecibles para ellos es mantener una saludable vida sexual y sentimental: muy rara vez atacan a alguien que tiene pareja (salvo que el vampiro sea la pareja misma); para esto no es necesario ser activos sexualmente, basta con mantenerse libre de tensiones en ese sentido. Hacer deporte, tener buenas relaciones con familiares, amigos y todo el que nos rodea es muy útil.

4-Poseer una mascota es también una forma de descargar tensiones afectivas. Adicionalmente, los gatos y los perros de razas guardianes perciben su presencia y los vampiros los detestan.

Métodos para espantar ó impedir el ataque de los vampiros psíquicos
1-Como lo habíamos explicado, dichas entidades, tanto conscientes, inconscientes y desencarnados, son particularmente esquivas o cobardes a la presencia de fuerzas del Bien. Muchas veces, en medio de la noche, nos despierta un súbito presentimiento de que “no estamos solos”; cuando esto ocurre, hay dos formas de impedirles que se aproximen a nosotros: una es encender una vela blanca. Como la Luz representa la divinidad a la cual tanto temen, estos seres prefieren mantenerse en las sombras, y por ende, lejos de la habitación donde este encendida una vela. La otra forma de alejarlos es recitar como plegaria el salmo 23 de la Biblia.

2-Hay ocasiones en que no nos percatamos de la posibilidad de un posible ataque de su parte hasta que éste ya sucede; la forma de espantarlos en ese momento es esforzarnos con todas nuestras fuerzas para decir las siguientes palabras: “Jesús”, “Dios”, “Jehová” o “Yahvé”. Los nombres de la Divinidad, expresados aunque sea como un simple susurro, son capaces de aterrarlos a un nivel tal, que se retiran inmediatamente, y no vuelven jamás. La necesidad de esforzarnos es debido a que, como lo he explicado antes, al atacar a sus ocasionales víctimas, el vampiro psíquico les provoca una especie de parálisis temporal que les impide gesticular palabra alguna.

Métodos para “curar” a un vampiro psíquico
1-Cuando hemos descubierto que un pariente, amigo o pareja resulta, sin saberlo, un vampiro psíquico, podemos ayudarlo a revertir esta penosa situación. El primer paso es hacérselo saber y averiguar si realmente desea cambiar su condición: siempre el primer paso es el más difícil, y sin la cooperación de la persona en cuestión, es imposible una cura.

2-Si la persona afectada desea cambiar su condición, deberá proceder a un severo y prolongado proceso de descontaminación psíquica, así como realizar una limpieza kármica. La práctica de disciplinas de autocontrol energético y mental son también efectivas: yoga, zen, psicotrónica, etc. Un acercamiento a la Divinidad, por medio de la práctica de ejercicios espirituales de cualquier credo o religión es absolutamente necesario.

-Reynaldo Silva Salas.

FUENTE: "Contrahechizos y defensa contra maldiciones" (2007), de su propia autoría (Capítulos XIII y XX), y disponible en Internet en:


Posts previos:

miércoles, 24 de junio de 2009

El Storsjöodjuret: el "Nessie" sueco






El Storsjöodjuret es el primo de lejano del monstruo del Lago Ness, un críptido muy conocido en Suecia y que según la leyenda habita en el lago Storsjon. Su nombre se debe a la fusión de varias palabras suecas, "odjur" que significa monstruo o literalmente no animal, stor que se traduce como grande y sjö que es la palabra que denomina a los lagos, por lo que la traducción de Storsjöodjuret sería el monstruo de los grandes lagos. Esta serpiente marina también es conocida como Storsie por similitud con Nessie.

El supuesto animal es descrito como una enorme serpiente marina de unos seis metros de longitud, con un aspecto reptiliano, una aleta que recorre su espalda en toda su longitud y cabeza de perro. Algunas descripciones citan que posee varias jorobas.

La primera descripción de la criatura marina (mas bien de lagos) la hizo Morgens Pedersen en 1635 en una leyenda folclórica:

"Mucho , mucho tiempo atrás dos trolls, Jata y Kata, descansaban en las orillas del Gran Lago elaborando un mejunje en sus calderos. Cocieron, mezclaron y añadieron al líquido por días, semanas y años. No sabían cual podría ser el resultado de su brebaje y ser preguntaban cual sería. Una tarde se escuchó un extraño sonido dentro de uno de los calderos. Era un lamento, un quejido, un lloro. De repente cesó, un extraño animal de color negro y con cuerpo de serpiente y cabeza con forma de gato saltó del caldero y desapareció en el lago. Al monstruo le gustó la vida del lago donde creció de forma increible y despertó el terror de toda la gente allá donde aparecía."

Desde entonces han sido mas de 200 las nuevos avistamientos conocidos del Storsjöodjuret, tal fue la acogida popular del monstruo que en 1986 fue declarado "especie en peligro de extinción" y adquirió el estatus de protegido, la Junta de Administración del pueblo de Jämtland’s en una orden municipal, prohibió a todos los habitantes, “matar, herir o capturar una animal vivo, sus huevos, crías e incluso el posible hábitat del Monstruo del Gran Lago”, sin embargo en el 2005 fue eliminado de la lista de especies protegidas.


-Mapa de avistamientos registrados a la fecha-


Vídeo grabado por televisión sueca

Una estación de televisión sueca captó imágenes que finalmente podrían dar algo de crédito a las antiguas reivindicaciones del país sobre la existencia del “Storsjoodjuret”, la grabación del 29 de Agosto del 2008 supuestamente grabó el legendario monstruo marino que habitaría en un lago en el norte del país. La emisora difundió imágenes de una silueta borrosa que se movía en las profundidades del lago Storsjon. Svergies Television instaló cámaras submarinas en el lago, también conocido como Great Lake. Las imágenes muestran una silueta delgada y larga, aunque demasiado borrosa para identificar con claridad de qué se trata, informó la agencia sueca TT (El video), "...muestra claramente que es un cuerpo con calor y (por lo tanto) que está formado por células, de lo contrario nuestras cámaras (térmicas) no lo indicarían en rojo. Sí cabe la posibilidad de que puede ser una serpiente de mar o algún otro tipo de animal marino", dijo un miembro del equipo de filmación.

La estación de televisión dijo que instalará 30 cámaras para monitorear el lago en 2009, tratando de obtener alguna pista de la supuesta bestia, cuyo primer registro data de una publicación de 1635. El próximo verano, el número de cámaras con esta iniciática, aumentara en el lago hasta un total de treinta. A pesar de todo, esta no es la primera vez que se “caza al monstruo de este lago”. En 1894 un viejo lobo de mar sueco, capitán de barco llamado Dedering, creó una sociedad anónima con el único pretexto de cazar al monstruo. Esta caza, que también fue patrocinada por el Rey Oscar II, incluso incluyo a arponeros de ballenas.

martes, 23 de junio de 2009

Casas Embrujadas de México: La casa Arramberri

Este es un hecho que, a la fecha, sigue atrayendo a todo aquel que oye de este caso. Aparentemente, el número 1026 de la calle José Silvestre Aramberri en la ciudad de Monterrey, Nuevo León (México), es una casa más que data de principios de 1900, muy vieja y descuidada, mostrando que no se le ha puesto el más mínimo interés en su conservación.

Por consecuente lo que atrae a las personas no es su casi extinta arquitectura, o la malla ciclónica que cubre todo el frente de la casa, o el patio descuidado lleno de árboles viejos el cual se ve desde la calle. lo que hace a esta casa tan especial fue la tragedia que tuvo lugar en su interior, de la cual no voy a profundizar por ser un hecho muy delicado, pero sí comentaré sus consecuencias.

Mientras corría el año de 1933, la casa de Aramberri fue escenario, y mudo testigo, de una muestra de la locura causada por la ambición humana. En ese tiempo era hogar de una de las familias más respetadas y de abolengo en la región. Un día, mientras el señor de la casa iba a trabajar, su esposa e hija fueron atacadas por tres sujetos los cuales deseaban saber la ubicación de un gran cofre lleno de monedas de plata. En el comedor de la casa es donde estos seres, a los cuales no se les puede llamar humanos, torturaron de la manera más horrenda, sangrienta y cruel a dos mujeres, el ama de casa y su hija.

La investigación de este caso fue difícil, ya que no había rastros de que las puertas hayan sido forzadas, y como testigo estaba el perico mascota de la familia, quien fue pieza clave para la captura de los asesinos, ya que con sus escandalosos gritos repitió las últimas palabras de una de sus dueñas: "no me mates Gabriel, no me mates". Esto permitió armar las pistas necesarias para que las autoridades capturaran al sobrino de la familia, y después a sus cómplices.

Desde esa lejana fecha, en esta casa han pasado muchísimos hechos sobrenaturales, desde escuchar los lamentos de las mujeres, hasta ver o sentir su presencia.

El caso tomó mucha fuerza hace unos años, cuando un par de reporteros entraron a la casa para averiguar supuestos hechos paranormales. Al salir de la casa por atender otra noticia, los reporteros sufrieron un grave accidente automovilístico, al revisar el material que obtuvieron en la casa se escucha claramente un grito lejano y hueco.

Esto motivó a que muchos programas hicieran sus investigaciones, pero no se ha dado una explicación a los hechos inexplicables de la casa.

La casa tuvo que ser cerrada al público ya que muchas personas de todos los niveles, especialmente los jóvenes, entraban a la casa buscando ser testigos de algún hecho sobrenatural, para rezar por el alma de las dos mujeres o para satisfacer su enorme morbo.

Nada sigue igual que en el año 1993, en la sala ya no se encuentras los muebles que fueron testigos mudos del horror y del dolor provocado a esa familia. La recámara sigue en pie y en donde los testigos comentan que se aprecia un recuadro con el rostro desfigurado de una mujer (posiblemente el de la ama de casa). Se asa al comedor, lugar en donde se cometió el crimen. La cocina, el sanitario, la bodega, el patio, todo sigue ahí. En toda la casa se siente la tensión, la cual sólo motiva a pedir por el eterno descanso de las almas atormentadas, cuya esencia está impresa en la casa, acompañada de un fuerte olor a azufre.

Siendo el tema principal de varios libros, la casa del "crimen de Aramberri" es visitada por curiosos e investigadores, quienes aseguran que en la noche se pueden oír los lamentos de las almas que penan en la casa, y a veces puedes ver asomadas por una ventana o recorriendo el patio o el interior de la casa a las inquilinas que posiblemente nunca se irán.

domingo, 21 de junio de 2009

El misterio de la puerta 12 del Monumental de Ríver



Esta es la leyenda urbana del misterio de la antigua puerta 12 del estadio Monumental. El 23 de junio de 1968 ocurrió la mayor tragedia del futbol argentino, exactamente en esa puerta del estadio, identificada con la letra M. Durante el final del partido entre River Plate y Boca Juniors por el campeonato Metropolitano, centenares de hinchas intentaban abandonar el estadio y un error de organización que aun no encuentra culpables generó la tragedia: algo impedía la salida, los molinetes estaban trabados (una trampa terrible si los simpatizantes que están abajo no pueden salir y los que están arriba empujan y empujan sin saber qué sucede) En ese instante se produjo una avalancha que arrojó el saldo de 71 muertos y más de 60 heridos, la mayoría asfixiados.

Siempre cerca del aniversario de la tragedia, precisamente frente a esa entrada aparecen prendas, zapatillas y pertenencias de usanza habitual en aquel año y que nadie, absolutamente nadie, puede explicar su presencia y que, incluso, a veces se repite en otros momentos del año.

Como medida para afrontar los extraños fenómenos, las autoridades de River promovieron que el estadio fuera bendecido y si bien los sacerdotes hicieron su trabajo acorde a las normas eclesiáticas, las manifestaciones extrañas nunca desaparecieron. 

(Colaboración de: El Ale, de Buenos Aires, Argentina)

sábado, 20 de junio de 2009

Lectura de las hojas de coca



La lectura de las hojas de la coca es el método adivinatorio más reconocido y respetado en sudamérica: considerado como de origen inca, en realidad es una práctica que se pierde en la noche de los tiempos, siendo considerada como de práctica muy extendida en todas las culturas pre-incas , los cuales, al igual que los incas, le atribuían no solo un origen divino, sino también como asiento de un espíritu madre, el alma de la planta, el cual nunca muere.

Para los entendidos y los creyentes de su poder oracular, la lectura de hojas de coca es altamente preciso, y solo superado con los oráculos de los antiquísimos Apus. Comparada con los métodos adivinatorios occidentales y orientales, las hojas de coca son consideradas incluso tan o más exactas que el I-Ching.

La lectura de hojas de coca se realiza principalmente en fechas importantes dentro de la cosmovisión andina, tales como el mes de agosto (inicio de las cosechas) y entre el 21 y 24 de junio (solsticio y fiesta del Inti Raymi), aunque no es una práctica exclusiva de esas fechas: las hojas pueden ser consultadas todo el año.

La práctica y enseñanza de su lectura es por vía familiar, por lo que existen muy pocas personas no procedentes del ande, que saben interpretar las hojas; esos pocos, han obtenido el conocimiento al contraer nupcias con un miembro de una familia que practique su lectura, por lo que podemos asegurar que no es necesario ser de origen indígena para conocer este método oracular, aunque hay que recalacar que son pocos los afortunados.

Existe un rito previo a la lectura: no son pocos los lectores de coca que prefieren que el consultante traiga sus propias hojas para hacer la consulta. Las hojas son entonces previamente seleccionadas, descartándose las más viejas o secas: este proceso es también una especie de purificación mental, tanto para el oficiante como para el interrogador. Se acostumbra extender un tejido hecho a mano, para servir de campo para la consulta; esta es preferentemente de color rojo. En tiempos pasados, se acostumbraba utilizar un pedazo de un manto preinca: afortunadamente para el patrimonio nacional, esa costumbre ya está en vías de extinción.

La mayoría de los lectores de las hojas colocan a un lado del manto o campo de lectura, una imagen religiosa (generalmente una estampa de la Virgen de la Candelaria, representación para el mundo andino, de la Pachamama) y una campana. El rito inicial consiste en pedir a la pachamama permiso para "leer la coca", con oraciones en quechua o aymara, tocar la campana hacia los cuatro puntos cardinales y con unas cuantas hojas de coca, ofrecerlas simbólicamente con la mano alzada, también a los cuatro puntos cardinales. En algunos sitios aún persiste la costumbre de chacchar (masticar) hojas, tanto oficiante como consultante, antes de iniciar la consulta: si el sabor que tienen las hojas es "dulce", el ritual proseguirá; si en cambio se sienten "amargas", se recomienda no consultar a la coca.

Tras la primera consulta, el oficiante toma dos hojas grandes de coca, colocándolas a mabos extremos del campo: una mostrando su cara frontal y otra su anverso: siendo consideradas como una respuesta positiva y una negativa, respectivamente. Luego, toma un puñado de hojas y las deja caer sobre el manto: ahí se inicia la lectura.

Las hojas se interpretan de varias formas: a mayor cantidad de hojas mostrando su cara frontal (de verde intenso), la respuesta a la pregunta será positiva, y negativa en el caso contrario; igualmente, la proximidad a las hojas grandes en los extremos, es interpretada de la misma forma.

El resto de la información es obtenida por las hojas en si: sus formas, sus dobleces, sus muescas y tonalidad de color, son traducidas de tal forma en que se identifican como "puentes" ( símbolo de viades), personas (destacadas hasta en sus características físicas), trámites documentarios, terrenos, ganado, etc. Asimismo, se puede observar en ellas enfermedades y tratamientos a seguir; no puedo profundizar más las señales ya que, fiel a la tradición andina, debo mantener ese conocimiento sólo disponible para unos pocos.

De igual manera, el conjunto de hojas sobre el manto, forman figuras que son interpretados por el oficiante, utilizándolas para conectarse por medio del inconsciente colectivo, con sus antepasados, logrando así información tal como fechas en meses, días y años, nombres y la descripción de lugares lejanos en el tiempo y el espacio, así como sucesos con el mínimo de detalles: esta cualidad más bien mora en el oficiante, pudiéndose encontrar en los países andinos, individuos capaces de obtener información realmente pasmosa, por medio de la planta sagrada de los incas.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails