Publicidad

martes, 31 de marzo de 2009

Espiaba a amigos con "Street View" de Google Earth y fotografió OVNIS



LONDRES- “Street View” de Google, el instrumento mayor de su tipo en el mundo, llegó a fotografiar en pleno día OVNI en fila. Según se conoció, estos objetos misteriosos medio esféricos daban vueltas durante largo tiempo sobre las calles de la parte este de Londres, Inglaterra.

Al ser entrevistado, Fae Sharbo, ahora de 18 años, expresó que él fue testigo ocular de estos OVNI misteriosos. Sharbo dijo: “En aquel entonces, yo estaba en la calle esperando a mis condiscípulos. Levanté inadvertidamente la cabeza y descubrí de repente este grupo de objetos voladores misteriosos.” El investigador de objetos voladores no identificados Nike manifestó que al ver las fotos en mención él se puso muy contento. “En las fotos hay un total de 9 objetos voladores no identificados. Obviamente, no fue el equipo de representación aérea Red Arrows de Inglaterra. Ahora, me dedico a la investigación. Pero, aún no he encontrado la respuesta”

Se informó que no fue la primera vez que “Street View” de Google logró fotografiar objetos voladores no identificados. Ultimamente, “Street View” tomó, en el estado de Nueva Jersey de Estados Unidos, fotos de supuestos seres extraterrestres. La figura de los “seres extraterrestres” no es muy clara. Pero su figura exterior es similar a la de ET de la películas.
(FUENTE: Pueblo en Línea)

lunes, 30 de marzo de 2009

El barco fantasma del Amazonas



Existe una leyenda que cuenta que cada 20 años se aparece un barco fantasma en el río Amazonas; los que han podido verlo cuentan que emerge de las aguas sin hacer ruido y se desplaza lentamente. Una poderosa luz sale de la cubierta e ilumina a una gran cantidad de personas, con vestimentas antiguas, que parecen estar en una fiesta en la que se escucha música. Después desaparece con todos sus pasajeros, sumergiéndose de nuevo.


Esta historia cuenta con varias versiones: desde la antes referida a relatos un poco más románticos, en los cuales es emparentado con la más famosa criatura mágica del Amazonas (el bufeo), como en la versión que exponemos a continuación:


“Por los lentos ríos amazónicos navega un barco fantasma, en misteriosos tratos con la sombra, pues siempre se lo ha encontrado de noche. Está extrañamente iluminado por luces rojas, tal si en su interior hubiese un incendio. Esta extrañamente equipado de mesas que son en realidad enormes tortugas, de hamacas que son grandes anacondas, de bateles que son caimanes gigantescos. Sus tripulantes son bufeos vueltos hombres. A tales peces obesos, llamados también delfines, nadie los pesca y menos los come”.


…”Ningún poblador osaría arponear a un bufeo, porque es pez mágico. De noche vuélvese hombre y en la ciudad de Iquitos ha concurrido alguna vez a los bailes, requebrando y enamorando a las hermosas. Dióse el caso de que una muchacha, entretenida hasta la madrugada por su galán, vio con pavor que se convertía en bufeo”.


“...Corrientemente, esos visitantes suelen irse de las reuniones antes de que raye el alba. Sábese de su peculiaridad porque muchos los han seguido, y vieron que, en vez de llegar a casa alguna. fuéronse al río y entraron a las aguas, recobrando su forma de peces”.


“El barco fantasma está, pues, tripulado por bufeos. Un indio del alto Ucayali vio a la misteriosa nave no hace mucho, según cuentan en Pucallpa y sus contornos. Sucedió que tal indígena, perteneciente a la tribu de los shipibos, estaba cruzando el río en una canoa cargada de plátanos, ya oscurecido. A medio río distinguió un pequeño barco que le pareció ser de los que acostumbradamente navegan por esas aguas. Llamáronlo desde el barco a voces, ofreciéndole compra de los plátanos y como le daban buen precio, vendió todo el cargamento. El barco era chato, el shipibo limitóse a alcanzar los racimos y ni sospechó qué clase de nave era. Pero no bien había alejado a su canoa unas brazas, oyó que del interior del barco salía un gran rumor y luego vio con espanto que la armazón entera se inclinaba hacia adelante y hundía, iluminando desde dentro las aguas, de modo que dejó una estela rojiza unos instantes, hasta que todo se confundió con la sombría profundidad. De ser barco igual que todos, los tripulantes se habrían arrojado al agua, tratando de salvarse del hundimiento. Ninguno lo hizo. Era el barco fantasma”.


“El indio shipibo, bogando a todo remo, llegó a la orilla del río y allí se fue derecho a su zhoza, metiéndose bajo su toldo. Por los plátanos le habían dado billetes y moneda dura. Al siguiente día, vio el producto del encantamiento. Los billetes eran pedazos de piel de anaconda y las monedas escamas de pescado. La llegada de la noche habría de proporcionarle una sorpresa más. Los billetes y las monedas de plata, lo eran de nuevo. Así que el shipibo estuvo pasando en los bares y bodegas de Pucallpa, durante varias noches, el dinero mágico procedente del barco fantasma”.


“Sale el barco desde las más hondas profundidades, de un mundo subacuático en el cual hay ciudades, gentes, toda una vida como la que se desenvuelve a flor de tierra. Salvo que esa es una existencia encantada. En el silencio de la noche, aguzando el oído, puede escucharse que algo resuena en el fondo de las aguas, como voces, como gritos, como campanas,...”


Esta historia no pasaría de ser una leyenda urbana más,…a no ser por continuos testimonios de su existencia: en mayo de 2008, la prensa peruana recogió el último de ellos; “…Hace unos días los pescadores de dos pequeños barcos, “El veloz” y “El solterito” estaban faenando en el río Amazonas, en la zona que va de Orellana hacia Iquitos y se llevaron un gran susto al ver un barco fantasma”.


”Según han podido contar el barco era muy grande y estaba muy iluminado “parecía que había una fiesta dentro. Se escuchaba gente de acento extranjero”. De repente el barco, aseguran los pescadores, desapareció en medio de una gran ola”.

domingo, 29 de marzo de 2009

Eligen la fotografía de fantasma más convincente del 2008



Muchos dirían que es una foto escalofriante, o los más escépticos, al menos, reconocerían que es intrigante. Fue la ganadora de un concurso para seleccionar la "fotografía de fantasma" más convincente del mundo.

La imagen muestra una figura humana con traje de época en un ventanal en un castillo en Escocia, en el Reino Unido, en un momento en que el sitio se suponía vacío.

Tomada en mayo de 2008, la foto refleja lo que parece una persona usando una gorguera, ese adorno que se colocaba en el cuello hace varios cientos de años, y observando tras los barrotes de una ventana en el Castillo de Tantallon, en Lothian del Este.

Lo curioso es que en el castillo no se utilizan maniquíes y sus guías no usan trajes de época. Tres expertos fotográficos confirmaron que la imagen no fue manipulada.

¿Rey o sombra?
Christopher Aitchison, un visitante del castillo quien tomó la foto, dijo: "No me percaté de alguien o algo estaba presente en la imagen hasta que llegué a mi casa y noté la anomalía".

Aitchison añadió: "Algunas personas han sugerido que podría tratarse del reflejo de la luz sobre las piedras", pero "alguien llegó a sugerir que podría tratarse del rey Jaime V de Escocia".

El concurso recibió más de 250 imágenes procedentes de varios países y su convocatoria formó parte de la 21ª edición del Festival Internacional de Ciencia de Edimburgo.

La agenda del evento incluye una jornada sobre "la ciencia de los fantasmas" en la que se analizarán supuestas evidencias de la existencia de los espíritus.

Fantasmas "en el cerebro"
El psicólogo Richard Wiseman, quien se ha dedicado a estudiar los llamados fenómenos sobrenaturales y quien hizo la convocatoria del concurso, no descartó que tal vez alguna persona aparezca y se identifique como "el espectro" de la foto ganadora.

Wiseman, quien no cree en fantasmas, explica que la importancia que tienen la figura humana en nuestra psiquis hace que el cerebro esté programado para ver rostros incluso cuando no son reales.

Por otra parte, la doctora Caroline Watt, de la Universidad de Edimburgo y co-organizadora del festival, opina que a pesar de lo inexplicable de algunas imágenes captadas por las cámaras, las fotos "que recibimos no aportan evidencias convincentes" de la existencia de los espíritus.

"Si hay por ahí verdaderos fantasmas parecen que le temen a las cámaras", concluye.
(FUENTE: BBCmundo.com)

sábado, 28 de marzo de 2009

El gusano gigante de Mongolia: el Akka Alghoi Khorhoi




El gusano de Mongolia fue visto por primera vez -oficialmente-, en 1926 en el sur del desierto de Gobi en Mongolia, es un gusano gigante y venenoso que vive, supuestamente, en el desierto de Gobi. Parece que fuera un personaje de ciencia-ficción, pero ha habido numerosos encuentros que apoyan la teoría de que existe en realidad. Se cree que el gusano tiene una longitud de cinco pies y que se asemeja al intestino de una vaca. Normalmente es de color rojo y a veces tiene púas grandes sobresaliéndole de ambos extremos. Es altamente peligroso, puede lanzar un chorro de veneno letal y hacer descargas eléctricas por sobre varios metros.


Fue visto numerosas veces, incluso por un presidente de Mongolia. Se comenta que la criatura, hiberna durante la mayoría del año, excepto durante junio y julio. Ivan Mackerle director del equipo de la República Checa que ha buscado al gusano en tres ocasiones. Durante la segunda expedición, Mackerle trató sin éxito de atraerlo fuera del desierto, utilizando una gran cantidad de explosivos. Volvió en el año 2004, esta vez utilizando técnicas de vuelo rasante para filmar las enormes extensiones del desierto; pero la expedición fracasó en la captura en cámara de alguna señal del gusano.

Los científicos e investigadores aficionados están intrigados por la idea de una criatura, que ha sido reportada por los nómades mongoles durante cientos de años. Podría ser sólo cuestión de tiempo, el hecho de que una de las muchas expediciones obtenga pruebas de su existencia.

viernes, 27 de marzo de 2009

Fantasmas atormentan a trabajadores del antiguo hospital psiquiátrico de Cartagena


El piso tres, en donde alguna vez funcionó el pabellón de enfermos con Tuberculosis y Cáncer, es ahora el más temido en el antiguo Hospital psiquiátrico -ahora en liquidación- San Pablo en Cartagena.

Fantasmas que aparecen de la nada en las habitaciones casi destruidas, sensaciones de frío extremo, voces, susurros y hasta empujones de sombras gigantescas han logrado causar el pánico entre las pocas personas que aún laboran allí.

Una de las situaciones mas escalofriantes le ocurrió a Eduardo Babilonia, un humilde vendedor de tintos, que diariamente llega a este lugar localizado justo al lado del Hospital Universitario del Caribe, en el populoso barrio Zaragocilla.

“Llegué como todos los días a vender mi tinto en el hospital y cuando llegué al tercer piso, escuché una voz que salía de una de las habitaciones del fondo del pabellón que está clausurado. Tiiiiiinnnnntoooooo, Era la voz de una mujer como enferma. Yo me detuve y grité, ¿quién es la que quiere tinto? De inmediato, otra vez la misma voz tenue, tiiiiiinnnnntoooooo”, cuenta en su relato el vendedor ambulante.

Según el testigo, en ese pabellón, cerrado con una cinta amarilla, similar a la que utilizan las autoridades para delimitar la escena del crimen, apareció de la nada una mujer.“Era una señora como de 50 o 60 años de edad, con su cabello ondulado y un pijama de color verde, que me llamaba con su mano y una voz como de ultratumba, para que le regalara un café. Enseguida le contesté que yo no iba para ningún lado y que la reprendía en el nombre del señor”, dijo el vendedor.

Mientras continúa el relato de su experiencia fantasmal, Eduardo Babilonia mueve su cuerpo para señalar que le corrió un frío intenso por toda la espalda y le llegó a la cabeza.“Me dio mucho miedo porque cuando bajé la mirada me di cuenta que la mujer estaba suspendida en el aire, no tenía pies y en cuestión de segundos, desapareció del lugar”, puntualizó el trabajador.

Historias como esta se escuchan a diario y tiene al borde del pánico a los pocos trabajadores que aún quedan en el que alguna vez fue el hospital psiquiátrico mas importantes de la Costa Atlántica.

Mariela del Toro, una empleada del centro asistencial en liquidación y encargada del archivo de los antiguos pacientes, aseguró que fue víctima de un fantasma a plena luz del día.

“Yo estaba sentada tranquilamente en mi escritorio trabajando, cuando sentí que me empujaron fuertemente por la espalda. Cuando reaccioné, una sombra larga que estaba detrás de mí”, dijo la empleada.

Otro caso similar le ocurrió a Marelvia Marín, cuando estaba observando con unos binoculares desde la ventana de su oficina del tercer piso, al Hospital Universitario del Caribe.“Estaba mirando por unos binoculares cuando observé la silueta de una mujer con una blusa blanca en posición de oración que ni siquiera espabilaba. Solté los binoculares y voltee a mirar y ya no estaba”, dijo la mujer con su voz entrecortada.

El caso es tan dramático que ni los vigilantes del lugar se atreven a realizar las habituales rondas por temor a que les salga un espanto.

“Mi hermano, ni loco voy a los pabellones y menos de noche, prefiero soltar los perros para que ellos se encarguen de vigilar el lugar”, dijo uno de los vigilantes que prefirió omitir su nombre para no tener inconvenientes con la empresa de seguridad para la que trabaja.Para Manuel Mercado, miembro de la Sociedad Espiritista de Cartagena, aseguró que es natural que en ciertos lugares en donde se produjeron muchas muertes, como en el Hospital San Pablo, muchos espíritus de personas que padecieron enfermedades muy tortuosas se encuentren en estado de desorientación espiritual o en estado de conciencia tormentosa.Miedo, mucho miedo es lo que se percibe entre los pocos trabajadores del antiguo Hospital San Pablo. En el que fuera el centro asistencial para los enfermos mentales de Cartagena, nadie camina solo.

jueves, 26 de marzo de 2009

Casas embrujadas de Chile: El Museo de Historia Natural



Historias tenebrosas se han contado desde hace mucho tiempo, referentes al Museo Nacional de Historia Natural de la Quinta Normal.


Historia del museo

En 1873 el congreso chileno autorizo al Presidente Federico Errazuriz Zañartu la construcción de un palacio destinado a exposiciones en el terreno ocupado por la Quinta Normal de Agricultura. El proyecto fue encargado especialmente al arquitecto francés Paul Lathoud, quien también dirigió la construcción. Terminado en 1875 -aceleradamente para acoger la exposición internacional de Chile-, fue a partir del año siguiente, sede del Museo de Historia Natural. Se sabe también a ciencia cierta que, en 1879, durante la Guerra del Pacifico fue utilizado como Hospital de Sangre. Después de retomar las funciones como museo, comenzaron a acumularse los testimonios, acerca de extraños fenómenos que suceden dentro de sus muros:


“Cuando Grete Mostny -la gran antropóloga, arqueóloga y fallecida directora del museo- se retiraba tarde del lugar, lo hacía con un estafeta que la auxiliaba, porque caminando en la oscuridad repentinamente chocaba con alas peludas. Eran murciélagos, porque al museo le instalaron luz eléctrica recién en 1970”, cuenta Teresa Varas, periodista museóloga y ex relacionadora pública de la institución.


“En 1975 escuché rumores sobre la existencia de ruidos y sombras que se deslizaban en el hall central que preside la gran ballena azul”. Se le preguntó a la doctora Mostny si eran verdaderos; “de esas cosas tan raras, yo no me pronuncio”, respondió la arqueóloga. Los ruidos, según aseguran testigos, provienen de un agujero en el suelo, ubicado detrás de la cola del esqueleto de la gran ballena, que ahora está cubierto por baldosas.


“Percibimos el frío que anuncia siempre la presencia de fantasmas, porque a esos seres las bajas temperaturas les facilitan su corporización, pero no los vimos. Lo que sí sentimos fue un fuerte golpe sordo y otros ruidos cuyo origen era desconocido”, informó el investigador paranormal Andrés Barros, quien investigó la existencia de fenómenos paranormales en el museo.


Sin embargo, antiguos funcionarios que aún trabajan en el museo, insisten que aún se escuchan los ruidos y se ven sombras inexplicables en el inmenso y vetusto edificio, donde reside la enigmática momia descubierta en el Cerro El Plomo.

miércoles, 25 de marzo de 2009

El disco trilobulado



Desenterrado en Sakkara, Egipto, en la primavera del 1936, el disco trilobulado fue descubierto por el famoso egiptólogo Brian Walter Emery, durante la excavación de la tumba del Príncipe Sabu, hijo del faraón Adjuib.

El artefacto, que mide 60 centímetros de diámetro y 10,6 de altura en el centro, está confeccionado en esquisto, un tipo de roca negro azulada caracterizada por quebrarse fácilmente en hojas. Su aspecto es el de una hélice de tres aspas, con un orificio central bordeado por un relieve para un presunto eje.

Muchos investigadores se encuentran de acuerdo en que el artefacto no podría ser una rueda, ya que esta recién apareció en Egipto hacia el 1500 a. C., durante la Dinastía XVIII, con la invasión de los Hicsos. Sin embargo, algunos grabados donde parece dibujarse ruedas se remontan hacia cerca de la Dinastía V, aproximadamente un milenio antes que dicho período. Pero el disco lobulado de Sakkara, supondría un desafío aún mayor para los egiptólogos, puesto que remontaría el conocimiento de la rueda unos 3000 años a.C., en la época de la Dinastía I.

Otra hipótesis más increíble aún, hace suponer que el disco de esquisto es nada menos que una hélice utilizada con fines hidráulicos, lo que implicaría que los egipcios probablemente ya poseían la tecnología para construir motores eléctricos. Algunos incluso llegan a asegurar, que sería la reproducción egipcia de una válvula de combustible de un motor de cohete, reproducida del original: la pieza de una nave espacial, llegada al Antiguo Egipto desde las estrellas, en tiempos remotísimos. Aunque tampoco se vería descartado el funcionamiento no eléctrico de una hélice, ninguna de ambas ideas parece sostenerse mediante hallazgos en el campo de la egiptología.

Muchos egiptólogos se han visto desconcertados ante la función del disco trilobulado que acompañaba junto a otros utensilios de cobre, el cuerpo del Príncipe Sabu. Algunos, como el reconocido investigador Cyril Aldred, opinan que el disco no es más que la reproducción de un objeto metálico mucho más antiguo que este. Otros creen que puede tratarse de un simple pie de candelabro, algo poco probable debido a lo trabajado de su forma y a la curvatura de sus hélices. De cualquier forma, este Oopart descansa actualmente en la primer planta del Museo del Cairo, en donde todos pueden apreciar el artefacto y preguntarse que clase de tecnología podían manejar los egipcios hacia la primera época de su glorioso imperio.

Los pishtacos



El tema de los pishtacos es tradición muy antigua en el mundo andino, que por otro lado es conocida en toda la sierra peruana, aunque en algunos lugares tome otros nombres, como “nakaq” o “degolladores”.

En el sur se le conoce como nakaq y se cree que pishtaco es su traducción al castellano. Esta creencia viene seguramente de que la sierra central ha sufrido un mayor mestizaje y de que es más fácil de rastrear el origen quechua de nakaq. Según el cronista Blas Varela, Nacac se llamaba a los carniceros o desolladores de animales para sacrificios. Sin embargo, José María Arguedas sostiene, con justa razón, que no se llama nakaq a los carniceros en los pueblos de Ayacucho y Apurímac (donde vivió), asi como no se llama pishtacu a los de ese mismo oficio en Jauja, y que. nakaq o pishtacu son los degolladores de seres humanos

Aunque dotado -según muchos-, de poderes mágicos, no es un “condenado”, ni un ser proveniente del “Más Allá”; aparece como un hombre de carne y hueso que tiene como «oficio» matar a las personas, extaerles la grasa y venderla. La grasa humana, según las épocas y lugares, sirve para fabricar campanas (los españoles eran grandes constructores de iglesias, sólo en Ayacucho hay 33); hacer remedios; lubricar máquinas sofisticadas o, como se comenzó a decir en la segunda mitad de la década de los ‘80s, pagar la deuda externa.

Ya sea leyenda urbana o mito andino, los estudiosos de la misma, la separan en tres ramas históricas: la prehispánica, la desarrollada en la época colonial y la moderna leyenda urbana (con algunas diferencias, ya sea que se relate en el ande ó en la gran ciudad.

El pishtaco prehispánico

Cuenta el cronista Guamán Poma de Ayala lo siguiente, en 1613: “…a estos hechizeros dizen los quales tomauan una olla nueva que llaman ari manca, que lo cuesen sin cosa nenguna y toma sebo de persona y mays y zanco y plumas y coca y plata, oro y todas las comidas. Dizen que le echan dentro de la olla y los quema muy mucho y con ello habla el hechizero, que de dentro de la olla hablan los demonios”.

“...Estos dichos pontifizes de los Yngas hazían serimonias con carneros y conejos y con carne humana, lo que les dauan los Yngas. Toman sebo y sangre y con aquello soplaban a los ydolos y uacas y los hacian hablar a sus uacas y demonios.

Al parecer, los denominados pistachos, en una variante u otra, serían parte de una temida tradición prehispánica, según Poma de Ayala. Éste sería el origen del mito.

El pishtaco hispánico

Ortiz Rescanierre, relaciona el mito de Inkarri, recogido por él en Huamanga (Ayacucho), en 1971, relaciona la aparición de los “degolladores” con éste, surgido durante la conquista: “La tierra tembló y la cabeza de Inkarri la escondió su hermano. Desde entonces surgieron los degolladores,…” Dicha aseveración no es compartida por otros estudiosos.

Más bien, es aceptada la versión recogida en 1571, por Cristóbal de Molina, el Cuzqueño: “…el año de setenta y uno, tras de haber tenido y creído por los indios, que de España habían enviado a este Reino por cuenta de los indios, para sanar cierta enfermedad, que no se hallaba para ella medicina sino el “unto” (grasa humana); a cuya causa, en aquellos tiempos andaban los indios muy recatados, y se extrañaban de los españoles, en tanto grado, que la leña, yerba y otras cosas no las querian llevar a casa de español; por decir no los matasen alli dentro, para sacarles el unto”.

Los pishtacos en la era industrial

Durante fines del siglo XIX y principios del XX, cuando se tendían vías ferroviarias por todo el país, resurgió con fuerza, el mito de los pishtacos: curiosamente, en España también aparecía el mito de los “sacamantecas”, el cuales tremendamente similar al del pistacho. No se sabe si se originó primero en España y luego vino al Perú, o si fue a la inversa; lo que sí se tienen, son terribles testimonios policíacos, de la detención y juzgamiento, en España, de auténticos “sacamantecas”.

“En el gobierno del presidente Prado, estos hombres eran pagados por el gobierno. No eran, pues, cualquier hombre, sino eran ellos fuertes, macetas, altos y blancos; incluso eran cuidados por el clero y bautizados para ese trabajo. Allá en ese cerro Cuchihuayacco y al frente en Cutupaita, en la subida del río Watatas, están esos lugares donde vivían los pishtacos. A cualquiera que pasaba por ahí lo descuartizaba, llevando a un inmenso penacho donde tenía preparado el lugar de su matanza. Una vez que lo descuartizaba lo colgaba en unos eslabones, como un carnero cortado por el largo de todo el pecho. Dicen, pues, que goteaba el aceite humano y éstos recogían en grandes vasijas para luego llevarlo al gobierno y lo exportaban al extranjero a buenos precios. En estos tiempos estaban surgiendo las grandes máquinas en los países adelantados y mejor funcionaba con el aceite humano. Todo ese trabajo de sacar aceite lo hacían de día a pleno sol,…” (testimonio recogido en 1981 como parte de un curso de la Universidad San Cristóbal de Huamanga)

Los pishtacos de hoy

En la sierra peruana, en las versiones modernas, aún se cree que la grasa extraída sirve para fabricar remedios , o se usa en la fabricación de campanas (se dice que así suenan mejor y más lejos) o para hacer funcionar máquinas. Los pishtacos o nakaq viven normalmente en las laderas o montañas lejanas y poco pobladas; sin embargo, en septiembre de 1987 llego a Ayacucho la “noticia” de que estaban en la ciudad. Alan García (Presidente en su primer período, en aquel entonces), “habría decidido convertir la región en una especie de coto de presas humanas para pagar con la grasa de ahí extraida, la deuda externa”.

Según la región, estos “nuevos” pishtacos tienen la apariencia “…de extranjero, antropólogo, militar, e incluso de terrorista"; es decir, siempre es un foráneo: altos, blancos, de cabello rubio, algunos con barbas, su hablar tiene dejo de gringo,..o visten con un abrigo hasta las rodillas, con botas, tienen cuchillo, pistola y en otros casos se menciona que llevan metralletas. En algunas versiones visten bluejeans y gorro de lana.

El pishtaco tiene tanta importancia en la mitología andina y peruana que incluso el mismísimo Mario Vargas Llosa creó su propia versión del mito en su libro “Lituma en los andes”:

“Vivía en cuevas y perpetraba sus fechorías al anochecer. Apostado en los caminos, detrás de las rocas, encogido entre pajonales o debajo de los puentes, aguardaba a los viajeros solitarios. Se les acercaba con mañas, amigándose. Tenía preparados sus polvitos de hueso de muerto y, al primer descuido, se los aventaba a la cara. Podía, entonces, chuparles la grasa. Después, los dejaba irse, vacíos, pellejo y hueso, condenados a consumirse en horas o días. Esos eran los benignos. Buscaban manteca humana para que las campanas de las iglesias cantaran mejor, los tractores rodaran suavecito, y, ahora último, hasta para que el gobierno pagara con ella la deuda externa. Los malignos eran peores. Además de degollar, desenlojaban a su víctima como res, carnero o chancho y se lo comían. La desangraban gota a gota, se emborrachaban con sangre”.

Los pistachos en la ciudad
La versión que Vargas Llosa nos ofrece a lo largo de su novela tiene muchas diferencias con respecto a las recogidas de la tradición oral: las más saltantes en la cita son el uso de polvos mágicos para adormecer a sus víctimas y la existencia de pishtacos, los cuales deja vivas a sus víctimas a pesar de sacarles toda la grasa del cuerpo.

Este tal vez podría ser el origen de la moderna leyenda urbana acerca de los pistachos, que se cuenta hoy en las ciudades peruanas; para esto último, dejaré que una joven que escuchó el relato de primera mano, lo comparta con todos ustedes:

“Me fuí a trabajar, hace años, a Tacna. Una noche, muy tarde, tomé una combi, rumbo a mi casa, algo alejado. La combi estaba casi vacía y yo casi me dormía de lo cansada que estaba. Una señora se sentó a mi lado y me comenzó a conversar, despertándome; me venía bien, ya que no quería pasarme de mi paradero. Cuando la señora esa estaba por bajarse en su paradero, me dijo esto:

“…¡Hay señorita: usted tan linda, tan joven!,… no se vaya sola a casa,… NI SE DUERMA EN LA COMBI,… en esos pueblos jóvenes demás adentro (más adelante, en la ruta de la combi),… ¡hay pishtacos!,… si la ven dormida, se sientan a su lado, le echan unos polvitos que la duermen más,… y con unas maquinitas chiquititas que llevan,… ¡le sacan la grasa, sin que se dé cuenta!,… ¡y hasta la pueden matar!,… cuídese señorita,…”

martes, 24 de marzo de 2009

La enfermera sin cabeza



Cuenta la leyenda que hace muchos años una bella enfermera se preparaba a contraer nupcias con un joven médico, ambos trabajaban en el hospital Arzobispo Loayza, de Lima, la capital peruana. La fecha de la boda estaba cerca y el novio viajó a su ciudad natal para invitar a sus familiares.


En el trayecto ocurrió un accidente de tráfico en el cual el apuesto médico perdió la vida.

Al enterarse de la noticia la bella enfermera que se encontraba de guardia en una fría noche limeña, decidió suicidarse.

Por aquella época, el hospital se estaba implementando de nuevos pabellones, con lo cual tenía maquinaria de construcción de la época. La enfermera que trabajaba en una segunda planta decidió tirarse al vacío y así acabar con su vida; así sucedió y con tal coincidencia cayó sobre unos hierros que acababan en punta, los cuales le quitaron la cabeza literalmente. Allí quedó muerta la bella joven enfermera sin cabeza.

Pasado el tiempo, aún se le ve caminar por los pabellones de dicho hospital. Algunos pacientes juran haber sido atendidos por una enfermera de traje blanco resplandeciente y capa de terciopelo azul, cuando en realidad ahora las enfermeras en el Perú no llevan capa azul...

Algunas personas dicen no haber podido verle la cara, y desde esos fenómenos se ha creado la historia de la enfermera sin cabeza... Misterio, regreso del más allá. ¿Resignación a seguir con el trabajo de su vida?... Juzguen ustedes.

lunes, 23 de marzo de 2009

La Placa de Echenique: misterioso objeto de poder inca



La Placa de Echenique es uno de los símbolos incas más intrigantes y, según aseguran muchos, receptáculo de un inmenso poder. Se considera que es un “canipo” o símbolo solar de los Hanan Cusco (segunda dinastía de los Incas, la cual se inicia con Inca Roca), el cual usaban, portándolo en el pecho. Su leyenda ha trascendido el tiempo, acrecentándose con el paso de los siglos, acumulando infinidad de historias, leyendas y profecías aún por cumplirse.

Esta placa circular, de oro, con una dimensión de 12, 5 centímetros de radio, y que tiene unas perforaciones que hacen suponer que tenían la finalidad de permitir colgárselo al cuello por medio de sogas o correas, es considerado como el máximo símbolo de poder que sobrevivió a la sed de oro de los conquistadores españoles, y a la vez sería una joya que representaría y concentraría todo el poder de los Incas. Se considera que la hoy llamada “Placa de Echenique” era portada en el pecho por el soberano del Tahuantinsuyo, como símbolo de ser el auténtico “hijo del Sol”.

Primeras referencias de la “Placa de Echenique”
El mundo occidental conoció esta joya –conocida por los incas como “Intip Inti” (“Sol de Soles”)-, por primera vez, con la llegada de los españoles al Cusco, tras la captura y ajusticiamiento de Atahualpa; existen datos, por parte de los cronistas de que, al parecer el último Inca la portaba al ser capturado en Cajamarca, pero su destino a partir de ese punto se desconoce: según los descendientes actuales de los sacerdotes incas con los cuales pude conversar, la joya escapó al destino del rescate de Atahualpa: no llegó a caer en manos de los conquistadores.

Cuando los primeros conquistadores llegaron a la capital del Imperio, encontraron entre los fabulosos tesoros del mítico Koricancha, a la fastuosa réplica del Intip Inti: un inmenso sol de oro macizo, en el testero del templo; los cronistas nos dicen que esa fabulosa réplica le tocó a Mancio Sierra de Leguízamo en el reparto del botín del Cusco; Pizarro mismo dispuso que se le entregara tan magnífica presea. El soldado, jugador empedernido, la perdió en la misma noche, apostándola. No se sabe por qué la recibió. Así mismo se ignora qué pasó con ella: sin duda la fundió el ganador, porque de arte los soldados españoles no entendían absolutamente nada: la ambición los cegaba.

Tampoco hay noticias sobre lo que pasó con las otras efigies que se encontraban en complejo religioso: Mama Killa, la luna; la Ch’aska o las siete cabrillas; el K’uichi o arco del cielo. Acerca de las esculturas de los jardines del templo, de oro y plata macizos, que reproducían a hombres, plantas y animales del Imperio en tamaño natural, sólo se sabe que los cusqueños se los llevaron y los ocultaron en una sola noche cuando vieron el despojo de la ciudad sagrada.

En el interín, los incas pusieron a buen recaudo la poderosa enseña de los Incas, ocultándola –según me cuentan los herederos de los sacerdotes incaicos-, trasladándola de un lado al otro del invadido Imperio, hasta llegar a Vilcabamba, asiento de los últimos herederos sobrevivientes del Inca,… pero ya para ese entonces, los españoles conocían cómo era: a partir de ese momento, y durante toda la época de la conquista y el virreynato -principalmente los denominados “extirpadores de idolatrías”-, buscaron tenazmente hallarla y destruirla, dado que sabían muy bien lo que representaba: el poder de los incas y a la vez, un símbolo reconocido por todos los indios, capaz de unirlos contra los invasores, siguiendo al Inca que la portase. Los españoles la bautizaron entonces como “la custodia profana”.

La codiciada (por los conquistadores), y poderosa joya, fue apenas lucida por los Incas de Vilcabamba, y los españoles no pudieron echarle mano ni siquiera cuando tomaron finalmente Vilcabamba. Así, el Intip Inti no volvió a ser visto hasta que la heredó (y con ella, el título de Inca), José Gabriel de Condorcanqui, Túpac Amaru II, quien decidido a liberar a su pueblo, realizó su primer y muy simbólico acto de rebeldía: como consta en escritos de la época, Túpac Amaru entró a la iglesia del Cuzco, mientras el padre Ortigoza daba la misa, vestido con la vestimenta de Inca, la Mascaypacha en la cabeza y la placa en el pecho. El padre Ortigoza en el sermón dijo escandalizado, que “había alguien entrado a profanar la iglesia, la cual es la casa de Dios, vistiéndose de esa manera, y le pidió a Dios que imponga su mandato ante ese desorden”,… la lucha a muerte estaba a la vuelta de la esquina.

Los indios se sublevaron por miles, siguiendo a Túpac Amaru: llevaba la placa, y por lo tanto ERA el Inca. Logró grandes victorias y estuvo a punto de recuperar la capital del Imperio, pero un fatal vaticinio se hizo realidad: un sacerdote inca le había advertido de un presagio emanado de las “huacas”; el augur le dijo a Túpac Amaru que se cuide de no dejar caer el disco de oro en forma de sol que portaba, sobre el lago sagrado, ya que si eso pasaba, Túpac Amaru moriría y la luz de los incas desaparecería, para a alumbrar de nuevo, hasta después de 200 años.

Escapando tras el desastre de Tinta, los españoles le sorprendieron en la noche; Túpac Amaru pudo huir, pero cuando cruzó el lago sagrado se le cayó el disco de oro que colgaba de su cuello, siendo apresado en Tananico.

La ejecución de Túpac Amaru fue particularmente brutal para él y su familia: fue obligado a presenciar el asesinato de toda su familia, hasta la cuarta generación, y finalmente desmembrado. Del disco de oro, nada se supo: según los testimonios que recogí, y que han sido trasmitidas oralmente hasta nuestros días, el Intip Inti fue custodiada celosamente, trasladada por todo el ande, sin quedarse dos días seguidos en el mismo lugar, y es que los españoles aún ansiaban destruirla. Así, la “custodia profana” fue ocultada, aguardando tiempos mejores.

Del suplicio del considerado último de los Incas, un mito profundamente arraigado: el de “Inkarry”, el cual está al parecer vinculado con el Intip Inti.

Aparece oficialmente la “Placa de Echenique”
El Intip Inti se pierde en la historia hasta 1863; según Clemente R. Markham, entonces le fue obsequiado, en la ciudad del Cusco, al Presidente de la República, General Rufino Echenique, por un desconocido descendiente de los incas, cuyo nombre se desconoce por completo: desde ese instante, se le conoce con su nombre actual.

Según los descendientes de los sacerdotes incas, la joya no fue entregada al Presidente Echenique como un regalo: el deseo de los protectores de la joya era, al considerar ya pasada la agitación política de las guerras de independencia y las guerras intestinas en el Perú, que era hora que la nueva nación y sus gobernantes, tuviesen en su poder, toda la infinita fuerza del Imperio, contenida en el placa,… lamentablemente, Echenique no entendió la trascendencia del símbolo, ni su poder, por lo que sólo la conservó como una simple curiosidad histórica, legándola posteriormente a la nación, encontrándose actualmente en una vitrina, en el Museo de la Nación.
Lo que dicen los arqueólogos

Las posturas de los arqueólogos que han estudiado la joya, son muy diversos: el eminente arqueólogo y antropólogo Samuel K. Lothrop, amigo y biógrafo de Julio C. Tello, concluye que es de origen chavinoide-tiahuanacoide, en su acucioso estudio de 1937. Historiadores más recientes, como José Fellman Velarde, la consideran típicamente aymara y tiahuanaco, mientras que una tercera postura, la considera indiscutiblemente de origen cusqueño y probablemente anterior a la llegada de los incas al Cusco.

Según algunos investigadores, su iconografía está también representada -a escala-, en las ruinas de Sacqsayhuamán y de Muyucmarca.

El poder de la “Placa de Echenique”: ¿existen tres placas?,…
Los investigadores de la Nueva Era, son hoy por hoy los únicos que han dedicado más tiempo a tratar de desentrañar el significado de sus símbolos: se puede ver en posición central la faz de Viracocha junto a los símbolos del Kalipacha (presente), del Uhupacha (pasado) y del Huananpacha (futuro), en evidente conjunción geométrica y bordeado por el conjunto completo de las fases cosmo-rituales que, en cierto modo, representa un calendario agrícola. Recordemos que esta misma disposición en la representación es pasible de utilizarse bajo diversas aplicaciones simbólicas como en el caso de los "tres mundos tradicionales" o la denominada “cosmología de los tres mundos”.

"Pasado-presente-futuro" dicha "conjunción geométrica" se refiere a esa "coexistencia", y que sugiere, por un lado a la disposición orientada del transcurrir o del "fluir de las cosas" como una "imagen móvil de la eternidad", y por el otro lado, a la analogía universal que sintetiza a toda indefinitud, lo cual se corresponde con la noción del "tiempo inmóvil": una orientación física, real y simbólica, hacia una imagen del centro supremo. Hacia donde todo lo manifestado debe necesariamente converger

Algunos investigadores han asegurado que en el reverso se encuentra grabado el Candelabro de Paracas, pero debido a que es una joya de incalculable valor histórico (y por ende, no se permite su manipulación más que por unos pocos), no ha sido posible confirmar este hecho.

En todos los casos, tanto los inclinados a desentrañar los enigmas del pasado, como incluso los que buscan rastros de visitas extraterrestres, la placa a parecer muestra un calendario incásico, el cual apunta hacia a una fecha por algunos anhelada, y por otros temida: el fatídico año 2012.

Ninguno de estos investigadores de nuevo cuño, niegan un aspecto de la “Placa Echenique”: posee una orientación e intención sobrenatural, respecto de sí misma, habiendo sido creada para dar un marco metafísico, que ha servido de guía al hombre andino, en lo individual, social y ritual.
Aquí surge la “otra historia” de esta joya: su vínculo con el mito de “Inkarry”: este mito post-hispánico, ha sido legado por tradición oral desde hace siglos, gracias a los Yachachiq (“trasmisores de conocimiento”); recogido en 1955, entre la comunidad indígena de Q’ero, en Paucartambo, Cusco, por una expedición etnológica. Se han obtenido hasta 15 versiones distintas (incluso una, entre los Asháninkas de la selva peruana), pero todas ellas muy similares: hablan acerca del Dios “Inkarri” (contracción de “Inka Rey”), el creador de todo lo que existe y supremo padre de los Incas; al llegar los españoles al Perú, Inkarri fue apresado con engaños por “Españarri” (a su vez contracción de "España Rey", es decir el Rey de España, pero no solo él sino que simbólicamente con él, la civilización occidental cristiana) Españarri martirizó y dio muerte a Inkarri, desmembrándolo, y dispersó sus miembros por los cuatro lados que conformaron el Tawantinsuyo, y enterró su cabeza en el Cusco. Sin embargo, esta cabeza está viva y se está regenerando en secreto el cuerpo de Inkarri, reuniendo sus partes. Cuando se reconstituya el cuerpo de Inkarri, éste volverá, derrotará a los españoles y restaurará el Tawantinsuyo y el orden del mundo quebrado por la invasión española. Otras versiones del mito, con matices cristianos evidentes, dicen que cuando regrese Inkarri será el fin del mundo y el juicio final. Otras versiones hablan de que su cabeza está “prisionera en España”. Este mito mesiánico se relaciona con el apresamiento y la muerte de Atahualpa, y con el ajusticiamiento de Túpac Amaru.

¿Qué tiene que ver este mito con la “Placa de Echenique”?, en la información que pude recabar con algunos Alto-Misayocs (Sumos Sacerdotes herederos de los incas), el mito se referiría –cuando habla de “la cabeza de Inkarri”-, al Intip Inti, y cuando se refiere a que está prisionera “en España”, no se refiere a la nación, sino que es una forma de referirse al extranjero: algunas personas piensan que la “Placa Echenique” en exhibición en el Museo de la Nación, no sería el auténtico Intip Inti; algunos estudiosos consideran que la auténtica sería el denominado “Disco Oberti”. Otros aseguran que, el auténtico poder de los incas se halla ahora, en unaa caja fuerte del Museo de las Culturas Indias de Nueva York. No se exhibe al público y se encuentra -según me informaron-, fuertemente custodiada. ¿Será posible que El Poder de los Incas, esté “secuestrado” por los Estados Unidos?

Asimismo, me informaron que, parte del “cuerpo” de Inkarri, son otros dos poderosísimos objetos de poder Inca: el denominado “Ídolo Punchao”, el cual sería una escultura de oro macizo, que guarda el polvo de los corazones de los Incas que gobernaron el Imperio (el cual no llegó a caer en manos de los españoles, a pesar de que los cronistas aseguran lo contrario), y el cual se halla con paradero desconocido. El otro “objeto de poder” es también un ídolo, del cual los herederos de los incas no refieren ni siquiera su nombre, y el cual vaga secretamente por los andes, siendo reverenciado una vez al año en un pueblo distinto cada vez; la locación del lugar -en el cual se reviven antiguos ritos mágicos incas-, solo es conocido por unos pocos,… y absolutamente prohibido de ser vistos (los ritos y el ídolo), por hombre blanco alguno.

Finalmente me aseguraron que, sea que la “Placa Echenique” sea el auténtico Intip Inti o no, es imposible que su poder caiga en manos de ambiciosos de poder u oportunistas: el “Sol de Soles” espera a una persona en particular; desde hace décadas, circula en el sur del Perú, el vaticinio anunciado por los Alto-Misayocs, de que “muy pronto surgirá un líder, en el sur del Perú, que restablecerá el poderío de los incas”. Asimismo, me aseguraron que ninguno de los que hoy ambicionan la Presidencia, es ese anhelado personaje.

Experiencia personal
Para finalizar este tema, contaré una historia personal: hace unos 10 años, cuando empecé a investigar el tema, le mostré a una psíquica, no nacida en el Perú, una imagen de la “Placa de Echenique”, pidiéndole que utilizara sus cualidades para recabar información. Ella no sabía nada acerca de la historia de este símbolo, pero su reacción y la información que obtuvo, fue muy reveladora: apenas soportó la fotografía en sus manos por unos minutos, para luego decirme:

“Es un objeto MUY poderoso: es como,.. un Ying-Yang,…pero más potente. Lo positivo y lo negativo están en esta imagen. Por un instante vi, ciudades de piedra, oro, murallas muy altas,… una laguna,… un templo y Sacsayhuamán” (curiosamente, recién hace unos años, los arqueólogos han revelado que en Sacsayhuamán existió un templo y lagunas en ese preciso lugar) Cuando le pedí que psicometrizara de nuevo con la fotografía, se negó de plano: sentía que no debía hacerlo,… y a la vez, temía por el infinito poder que sintió al intentarlo.

Reynaldo Silva Salas

domingo, 22 de marzo de 2009

Gran Bretaña abre sus archivos secretos sobre los OVNIS


LONDRES.- El ministerio de Defensa británico levantó el secreto sobre nuevos documentos en sus archivos sobre los OVNI, revelando en particular que en 1990 informó a otros ministerios sobre la observación de un ovni en forma de un gran diamante.

Los Archivos Nacionales autorizaron el acceso a siete expedientes establecidos entre noviembre de 1987 y abril de 1993 por los servicios de inteligencia del ministerio de Defensa (MoD), que incluyen 1.200 observaciones de objetos voladores no identificados (OVNI)

En los mismos figuran fotografías tomadas el 4 de agosto de 1990 y que muestran un gran ovni en forma de diamante que se habría suspendido en el aire durante casi 10 minutos antes de subir al cielo a gran velocidad.

"Este tipo de historias normalmente no son señaladas a otros ministerios", precisa el memorando oficial de uno de esos expedientes.

"En esta ocasión, sin embargo, el MoD recibió seis fotos proporcionadas por el Daily Record (diario escocés) que le ha pedido comentarios", con miras a un posible artículo.

El MoD informó a los otros ministerios, pidiéndoles decir a los medios de comunicación "que no se podía sacar ninguna conclusión sobre el gran objeto en forma de diamante".

Otro expediente del MoD incluye el testimonio de una paseante que decía haber encontrado un extraterrestre que hablaba con "acento escandinavo".

La mujer, que pidió el anonimato, telefoneó el 20 de noviembre de 1989 a los servicios de la fuerza aérea británica (RAF) para contar su experiencia: cuando paseaba a su perro por un campo deportivo, un hombre con acento escandinavo y traje de vuelo marrón se le acercó para anunciarle la próxima visita amistosa de extraterrestres.

Los documentos estarán a disposición del público el próximo mes en la siguiente dirección:

(FUENTE: El Mercurio Online)

sábado, 21 de marzo de 2009

El tesoro de los jesuitas del Chachani


El Chachani es un antiguo volcán, totalmente extinguido en la actualidad, y que se levanta airoso con su serie de cumbres, formando un macizo imponente y armonioso, como uno de los tres guardianes o montañas tutelares deArequipa. Su cumbre central, que es la más alta, tiene una altitud de 6,087 m. y dista de la Plaza de Armas de Arequipa, unos 22,41 kilómetros en línea de aire. Su límite de nieves perpetuas, se estima hallarse a los 5,800 m. de altitud.

Existe la creencia de que al pie del cerro «La Orqueta» -que forma parte de las faldas del lado occidental, a 12 kilómetros de la ciudad-, en el sitio llamado Pampa Grande, se encuentra un fabuloso tesoro enterrado por los Jesuitas cuando abandonaron el Perú en 1767, ante la expulsión decretada por el rey de España. Otras versiones, sitúan al tesoro en medio de dos de sus cumbres, en un pasaje secreto y solo conocido por los jesuitas que lo ocultaron, ó en una cueva, dado que esa zona del Chachani abundan grutas y abismos formados por el derretimiento de sus nieves. Igualmente, la tradición del tesoro ha denominado a un sector, a espaldas del volcán, como "la pampa de los jesuitas".

A pesar de existir pocos datos o pruebas de la existencia del tesoro, el volcán ha sido frecuentemente visitado en el pasado por buscadores de tesoros: elmás antiguo del que se tienendatos, es la expedición realizada entre 1896 y 1898, en el cual los buscadores de tesoros hallaron entierros y ofrendas incas en la cima del Chachani, hecho que fue reseñado en 1901 por Lord Conway, prestigioso alpinista inglés.

En los últimos años se han hecho diversas excavaciones, pero parece que no se ha obtenido ningún resultado; uno de los motivos es que la ascensión al Chachani es siempre riesgosa, no apta para neófitos. Otro motivo por el cual el tesoro del Chachani nohasido hallado aún, es que, como veremos en posteriores Posts, al parecer los jesuitas fueron notablemente eficientes en ocultar sus tesoros en el Perú.

viernes, 20 de marzo de 2009

Punta Picata y la foto del "intraterrestre"



Picata se encuentra aproximadamente a 42 kilómetros al sur de Ilo y a 10 kilómetros del pueblo de Ite, en la provincia de Jorge Basadre Grohmann, al sur de Perú, en la Región Tacna.


Con más de 150 las figuras talladas en las rocas, este antiguo asiento prehistórico, pletórico de arte rupestre, probablemente sea uno de los pocos lugares en el mundo donde se encuentren el mayor número de estas representaciones de soles, cometas, estrellas, junto a actividades como la caza, al pastoreo y probablemente la pesca. En Picata, hallados diversos tallados que refieren al sol y demás astros como sede central del reino de los grandes espíritus y dioses que probablemente ellos adoraban y bendecían según sus creencias de los mundos que envuelven y gobiernan el Universo, sabían que los astros los guiarían para el que hacer de su vida cotidiana. Observar el cielo lleno de estrellas luminosas por el atardecer y el amanecer, registrar su recorrido era una experiencia que los llenaba siempre de ternura y belleza sus sentidos y el espíritu de contemplar toda la inmensidad del cosmos, nos hace preguntarnos y meditar por los grandes misterios y enigmas por la relación que nos une con el Universo.


Cuando el hombre recién comenzó a alzar la cabeza por primera vez al cielo y ver lo infinito y grandioso que era, hizo el esfuerzo para poder interpretar cada una de las estrellas. En este lugar se encuentran una serie de simbologías que fueron talladas en las rocas que permanecen fuera de su tiempo y elaborados hace miles de años con una precisión y artes envidiables, era su tecnología representativa que se inculcaron en esas épocas.

Se presume que los hombres de Picata aproximadamente pudieron haber existido hace aproximadamente unos 8,000 años antes de cristo.


Los petroglifos escritos dan una historia de tallado rico de arte en este mundo, la creación y la transformación, donde el cielo y la tierra son ligados por las corrientes de la energía, esperando para ser examinados y estudiados, los astrónomos de Picata idearon la manera de rendir culto a los supremos que habitaban en el firmamento registrando soles, cometas, estrellas, animales, gente orientadas hacia esas direcciones, para poner en armonía la obra humana en el cosmos. Ellos observaban la salida y la puesta de algún cuerpo celeste lo registraban y lo señalarían para la llegada de importantes fechas, en las que se realizaban ceremonias religiosas para obtener así el favor de los dioses en momentos decisivos señalados.

Este lugar, con sus escrituras hasta ahora no estudiadas, encienden la imaginación, producen admiración y respeto que plantean interrogantes acerca de la religión, leyendas, creencias astronomía, historia, y modos de ver el mundo que tenían estos admirables hombres y mujeres que poblaron estas costas. Estos hombres se dieron cuenta que la observación de los cuerpos celestes podría proporcionarles un medio adecuado para ordenar sus movimientos y así poder trasladarse de un lugar para el otro sin ningún inconveniente. Hoy podemos prestar atención como se desarrollaron los primeros procedimientos de calendarios que eran el resultado de los cambios de los ritmos del cielo del lugar de donde era observado. Este aspecto práctico de la observación celeste se dio en forma paralela con la evolución de conceptos habituales que condujeron a la caracterización específica de deidades con ciertos cuerpos celestes.


Otro punto digno de mención, es la abundancia en Punta Picata de cuevas y asientos rocosos, así como retos arqueológicos de épocas posteriores, que han dado pie a infinidad leyendas y mitos.


Considerado en toda regla, como un lugar de poder desde los albores de la presencia humana en el lugar, Punta Picata es también un lugar de frecuente actividad OVNI, siendo incluso considerado por muchos investigadores, como asiente de un portal dimensional. Cierto esto último o no, existe evidencia de que ahí, suceden fenómenos muy extraños.


En setiembre de 2003, el investigador independiente peruano del fenómeno OVNI, Roosevelt Guillén, mientras investigaba en el lugar, obtuvo esta impresionante fotografía, en la cual se aprecia un ser, al cual se le ha bautizado como "el intraterrestre" de Picata; ¿ser de proveniente de un mundo subterráneo?, ¿fantasma?, ¿extraterrestre?, tendremos que aguardar lo que de seguro, Picata tiene todavía para mostrarnos,...

jueves, 19 de marzo de 2009

Los bufeos



En los ríos de la selva peruana, se encuentra el denominado por los indígenas como "bufeo": el delfín rosado. Este es el delfín de agua dulce más grande del mundo. Alcanza longitudes de hasta 2.80 m y pesos de 180 kg.

De acuerdo con la leyenda, el delfín rosado fue un joven guerrero indígena. Pero uno de los dioses le envidió sus atributos masculinos y decidió transformarlo el delfín y con esto condenarlo a vivir en los ríos y lagos de la Amazonia. En junio, mes de fiestas, danzas, fuegos y música, cuando los indígenas celebran los natalicios de sus santos y los hombres están ocupados divirtiéndose, los delfines rosados salen del río para seducir a las mujeres jóvenes.

El delfín rosado convertido en un hombre atractivo y un amante insaciable se acerca a la orilla. Está vestido de blanco y la cabeza la tiene cubierta por un sombrero de paja. Bajo el sombrero esconde la única característica que le quedó del delfín, el orificio en la cabeza por donde respira. Es por eso que cuando algún hombre de sombrero se presenta durante el mes de junio, los habitantes de la selva amazónica piden que se quite el sombrero para asegurarse de que no sea un delfín.

De acuerdo con la leyenda local, las mujeres jóvenes en los días de su menstruación y en las noches de luna llena que entren a las aguas del río Amazonas o anden por el río en una canoa, pueden contar con la visita del delfín que irá a embarazarlas. Por esta causa se les acredita a los delfines rosados la paternidad de todos los niños sin padre de la región. Hasta se han encontrado casos de niños registrados, como hijos del delfín.

Esta entrada no estaría completa, sin una historia testimonial, como la que agregamos a continuación:

"Mi madre me contó una historia cuando era niño acerca de los delfines de río" -nos relata César, de Iquitos-; "me decía que estos animales se convertían en hombres o mujeres extremadamente hermosos en las noches con el fin de robar a las personas y llevarlas a su mundo bajo el agua. La historia era mas o menos así: Mi madre de niña que vivía en un caserío de la selva peruana, tenia una prima adolescente que todos los dias bajaba en las mañanas de su casa a una quebrada a bañarse pero que un día tardaba en retornar a su casa, así que sus padres bajaron a buscarla al río, donde solo encontraron en la orilla sus útiles de aseo personal; sus padres pensaron en el momento que algo extraño le había ocurrido, quizás se había ahogado".

"El pueblo entero la busco por dias en el río y alrededores, tratando de encontrar su cuerpo, cosa que nunca ocurrió. Sus padres locos por saber que fue lo que sucedió con su hija, acudieron donde un brujo a consultarle sobre el paradero de su hija (viva o muerta) Este realizo una especie de rito espiritista, bebiendo unos brebajes para entrar en trance. Al termino del trance y ya recuperado de los efectos de la ayahuasca; les comento que su hija no se había ahogado en el rió que estaba viva, que había sido raptada por los bufeos, y que nunca iba a poder salir de ahí, porque ella estaba ya conviviendo con ellos en su mundo".

"El brujo les dijo que aun podían comunicarse con ella por ultima vez, porque en ella aun le quedaba algo de humana antes de que sea totalmente transformada en uno de ellos y lo tenían que hacer, mediante la ayahuasca entrando en trance como en un sueño".

"Lo que contaron sus tíos fue que en el trance en que estaban, la vieron venir y les dijo que no la lloren y ya no la busquen que ella estaba feliz donde estaba, viajando por el mundo y conociendo lugares muy hermosos, y dicen que le acompañaba un hombre alto blanco de cabellos rubios y muy bello, que era el bufeo que le había raptado".

También existen relatos en los que los bufeos se transforman en hermosas mujeres, saliendo a la superficie por incautos, encantándolos con su belleza: historias de eses tipo, las incluiremos en esta bitácora, en un Post, muy pronto.

Fotografían OVNIS sobre el cielo de Londres


Las extrañas formas fueron fotografiadas desde un piso 16 de un edificio en Covent Garden, en horas de la mañana (18 de marzo)

Derek Burdon se quedó pasmado cuando reveló las fotos que tomó cuando intentaba posterizar un paisaje de la capital del Reino Unido. Fue entonces cuando observó cuatro platillos voladores en el extremo derecho de la imagen. Burdon tomó las fotos de un piso16, desde el techo superior del edificio Orion House, en Covent Garden.Aunque invisibles a simple vista, las formas extrañas recién las pudo ver luego de revelarlas. Derek, de 40 años, es oriundo de Leverington, y dijo: "No podíamos creer cuando vimos la foto. Yo pensé que tendría sólo la imagen del Big Ben".

"No había nada inusual en la foto,pero apenas las tuvimos en la mano comenzó el gran debate. No manipulé la foto y tampoco sería capaz de fingir. Fue tomada desde mi celular. Estas formas no son visibles a simple vista".

(FUENTE: Telegraph.com.uk)

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails