Publicidad

miércoles, 22 de abril de 2009

Mitos y supersticiones acerca de la ouija



Comprender y desentrañar los mitos más enraizados, surgidos acerca del uso del tablero, nos lleva a topar directamente con el tema de las llamadas “leyendas urbanas”, término acuñado en el siglo pasado para definir a cuentos o historias extravagantes que, primero relatadas de boca a boca, llegan en un determinado momento a considerarse como verdaderas, perdiendo así su origen, el cual es generalmente dudoso: no es raro encontrarlas incluso como tema principal en publicaciones más o menos serias, e incluso respetables.

La ahora transmisión masiva y extremadamente veloz de la información, permite que muchas de ellas logren fácilmente ser totalmente aceptadas en poco tiempo, y de una manera impensable décadas atrás. En esta parte de mi trabajo, me propongo acabar con algunas que, hoy por hoy, no han permitido aclarar el panorama respecto a la Ouija, y de paso, explicar al lector sus orígenes.

1-El “antiquísimo” tablero

Una creencia muy difundida, es que el tablero Ouija es un instrumento mágico-esotérico antiquísimo y que se encuentra en este mundo desde tiempos inmemoriales. Un rápido análisis de los datos recopilados , nos lleva a desmentir que así sea; cuenta con “ancestros” muy antiguos, es cierto, pero la Ouija como tal, sólo existe no más allá de 1860. Esta creencia tuvo origen en las declaraciones a la prensa hechas por sus mismos creadores al ver el “boom” de su producto en sus primero años; dichas declaraciones, hechas con un conveniente aire “mistérico” fueron usadas hábilmente para mantener en alza las ventas, captando el interés del público. Asimismo, este mito es desempolvado de tiempo en tiempo, por los cultos religiosos que requieren achacarle un carácter de objeto “maligno”.

2-La “conspiración de Parker Brother’s”

La moda de las “conspiraciones mundiales” es harto conocida en la actualidad como una manifestación de la pérdida de confianza en las instituciones y/ó gobernantes; esta “moda”, principalmente desarrollada en Estados Unidos en el momento más álgido de la “guerra fría”, dejó rápidamente el escenario político para sentarse casi en todos los aspectos de la sociedad moderna. Igualmente, el fenómeno conspirativo tiene una presencia muy marcada en el ámbito ufológico. Hoy la población norteamericana que cree firmemente en cualquier hipótesis conspirativa se puede contar en millones, generando -de cuando en cuando-, varios cientos de millones de dólares en ganancias a escritores que aprovechan la cresta de la ola, publicando un estudio acerca de la conspiración de moda, la cual rápidamente se convierte en un best-seller de talla mundial.

Estas hipótesis se originan también en grupos religiosos protestantes, evangélicos y carismáticos (y algunas sectas), los cuales son ahora una muy fértil cantera de este tipo de mitos, como veremos más adelante.

Este mito o leyenda urbana de la Ouija alega que el tablero es “el juego de salón más vendido de toda la historia”, y que la empresa que produce el tablero es totalmente consciente de sus “tenebrosos poderes”, comercializándola en un esfuerzo orquestado para expandir el “culto al demonio” por todo el mundo. Está afiebrada hipótesis se desbarata de una manera excesivamente sencilla: una simple constatación a las estadísticas -accesibles para cualquiera-, nos demuestran que el juego de salón más vendido de la historia es el archiconocido “Monopoly”, con más de 250’000,000 (sin contar las ediciones piratas), desde su aparición en 1935, y perteneciente a la misma casa matriz del tablero Ouija; el cual, como podemos comprobar, sólo ha vendido 10’000,000 desde su aparición, casi 70 años antes. También vale la pena destacar que cualquier moderno y exitoso juego de video, lo supera con creces en ventas.

3-“El mejor es el original”

Popularmente se le ha enrostrado al producto elaborado por la Parker Brother’s la peculiar capacidad de ser el único tablero Ouija capaz de permitirle al usuario la comunicación con los moradores del “Más Allá”; es decir, que éste es el único que tiene “el poder”. Obviamente, esta aseveración es un subproducto del “mito” presentado líneas arriba, y por lo tanto, tiene el mismo origen. Esta creencia con respecto al tablero producido por la empresa americana, ha generado reacciones muy pintorescas; desde la destrucción de dichos tableros para “acabar con sus poderes”, el recelo o reticencia en muchos lugares a comercializarlos, por parte de algunos comercios grandes y chicos, y hasta -según dicen-, la disminución en la demanda actual por la versión lanzada por Hasbro en 2001, debido a la creencia del público de que “el antiguo era mejor”.

Dicha creencia también ha creado, en ciertos círculos una suerte de “mercado negro” que comercializa los tableros Ouija de la Parker Brothers a precios exorbitantes, comparados al precio oficial de la empresa (US$ 19.90). Como he podido constatar en más de una oportunidad (principalmente en los países Latinoamericanos, y ahora por medio de los websites), se encuentran periódicamente subastas de “auténticos tableros Ouija”, que es como se les conoce a esos tableros de segunda mano, y que se ofrecen a precios desde 100 hasta US$ 200 ó más. A pesar que actualmente existe un muy activo mercado de coleccionistas de tableros anteriores a 1966 ó de tableros fabricados por otras marcas -los cuales se cuentan por cientos y de diferentes modelos-, no es raro para cualquier interesado, hallar ofertas como esas, muy por encima del valor que realmente tiene realmente este producto en el mercado.

Yo personalmente he podido ver en 2002 en mi ciudad a personas que pagaron el equivalente a US$ 180 por uno de estos tableros de segunda mano. La creencia popular, como vemos, está muy extendida aún con respecto a que son “los auténticos son los únicos realmente efectivos”, y al parecer, será un mito aún muy difícil de erradicar.

4-“La Maldición de la Ouija”

Este “mito” lo conforman en realidad dos partes que podrían ser considerados como dos creencias independientes entre sí, pero con un mismo tema: la supuesta “maldición” que posee el tablero. La primera, habla acerca de la supuesta “horrenda y trágica” muerte del creador del tablero, la cual se achaca a su propia creación. La segunda, la de un cúmulo de desgracias que han perseguido a los comercializadores originales del mismo.

Con respecto a la primera, se pueden encontrar en diferentes publicaciones impresas o digitales, reseñas “procedentes de fuentes fidedignas” que aseguran que Henry Fuld murió en extrañas circunstancias, luego de vivir una vida desastrosa y llena de desgracias, y que comenzaron con la entrada del tablero a su vida.

Una revisión a la información existente demuele deja tal aseveración rápidamente demolida: Fuld dirigió su empresa (Oriole Talking Boards), por 27 años seguidos (conozco a más de un empresario que diría: “me quito el sombrero por eso”), y con no poco éxito, y su muerte no tuvo nada de misteriosa: un día de febrero de 1927, subió a la azotea de su fábrica a supervisar el reemplazo de un asta de bandera. La baranda donde se apoyaba cedió y cayó al vacío: un simple accidente, posiblemente originado por alguna negligencia, pero no por la intervención de “fuerzas oscuras”. En pocas palabras, este “mito” no es más que una simple calumnia.

Con respecto a la segunda, es cierto que los socios comerciales originales de este producto tuvieron una mortificante existencia desde que crearon el producto, pero esto se debió más bien a causas más mundanas. Desde que se comercializó en Norteamérica, todos los involucrados descubrieron que el producto en cuestión se convirtió en un éxito de ventas, por lo que no solamente tuvieron que enfrentarse a largas batallas legales con otros productores por la exclusividad en la fabricación del tablero, sino también entre ellos mismos, por las ganancias. Estas últimas se extendieron, con el pasar de los años, a sus deudos: “culebrones” familiares de este tipo, los vemos todos los días, así que no podrían ser de ninguna manera considerarse como algo fuera de lo común.

5-“El juego demoníaco”

En pleno auge de los sermones evangelizadores televisados, surgió este “mito” que ha perdurado de una manera a otra, el terreno de lo paranormal, y como pocos lo han logrado, de entre los muchos que pueblan este tema: la llegada a la televisión de nuestros países del denominado “boom” de la tele-evangelización norteamericana, en las décadas de los setentas y ochentas, liderada por pastores como Pat Robertson, Jim Bakker y Jimmy Swaggart -entre otros-, marcan otro momento histórico con respecto al “Fenómeno Ouija”: la satanización (nunca mejor dicho), sistemática de su práctica, así como de todas las prácticas esotéricas y mágicas.

Tanto la Ouija, como la lectura del Tarot, se convirtieron en acostumbrados “caballitos de batalla” utilizados por estos grupos como el tópico para ejemplificar “la obra del demonio”, tentando a los que, después serían salvos al descubrir la palabra de Dios -y posteriormente, claro está-, receptores de sus bendiciones.

Muy por encima del jugoso negocio obtenido por las cadenas tele-evangelizadoras (y los posteriores escándalos), de esta “obra de demolición” se han originado un número casi increíble de leyendas urbanas que tiene como protagonista al tablero y al demonio, las cuales, convenientemente dramatizadas y transmitidas a todo el continente (en aquel entonces), sirvieron como material que luego se transformó en historias que en muchos casos y lugares, son aceptadas como totalmente verídicas. Actualmente, los “Ministerios de Dios” continúan esta práctica, desperdigando aún este “mito”; aunque ahora, “la cabeza de turco” sean los juegos de rol.

6-“El tablero de las Brujas”

Principalmente utilizado en países de habla inglesa, éste es un nombre con el cual se le denomina al tablero: “witchboards”; ésta curiosa denominación ha originado un “mito” referente a que la Ouija es el método por el cual las “brujas se comunican con los demonios”. Su obvio origen es la tendencia de algunos credos a creer a pies juntillas que, todo lo que no es su religión, es práctica de brujas o paganos y son por consiguiente, son tratos con el maligno. Dicha postura repetida hasta la saciedad no sólo termina sonando ingenua, sino también ignorante.

Comentando este “mito” con algunas amistades, que son brujas verdaderas (de que las hay, las hay), y con satanistas (que no son tantos como muchos quisieran), recibí interesantes respuestas: salvo las brujas negras, ninguna de ellas fue instruida en el uso de la Ouija como parte de su aprendizaje y no lo usan para conectar con “demonios”.

Por su parte, los satanistas se sienten vívidamente ofendidos de ser siquiera comparados con las brujas. Para algunos puede sonar ridículo este argumento que les presento, pero para los que creen a ciegas en que todo lo desconocido es asunto del diablo, tal vez no lo sea tanto.

Supersticiones sobre el uso de la Ouija

A pesar que se cuentan por millares las supersticiones que existen acerca del uso del tablero y de los efectos colaterales por su uso, trataré de concentrarme en los que tienen una explicación u origen más o menos entendible (o lógica), ya que muchas de ellas cuentan con orígenes y/o explicaciones más que arbitrarias, por denominarlas de alguna manera:

1-“¡Nunca juegue solo!”

Superstición originada en el supuesto de que uno está más propenso a ser “poseído” si juega solo. Desde que existe el tablero, ha habido individuos que lo han practicado individualmente, y sin que eso les conlleve ningún perjuicio. Las denominadas “posesiones pseudo-demoníacas y/ó espirituales” curiosamente ocurren con una mayor frecuencia cuando se practica en grupo; explicaré el por qué, más adelante en este libro.

2-“…Nunca se burle de las respuestas que, en cifras ó palabras, dan los espíritus…”

Esta creencia se origina en un excesivo y mal entendido respeto que se debe tener con las entidades con las cuales se comunica por este medio. Podemos asegurar que esta superstición tiene origen en los inicios del espiritismo, cuando habían muchos espíritas con gran celo para proteger sus creencias y también muchos estafadores que se esforzaban en gran medida para no ser descubiertos en sus malas artes.

3-“….Nunca deje la plancheta o la copa sobre el tablero si no lo usa…”

Superstición que le achaca al tablero la posibilidad de que la plancheta se mueva sin que medie con ella contacto humano alguno. En más de una oportunidad, esta situación ha sido utilizada para dar un efecto más dramático a historias de terror en las cuales tiene protagonismo la Ouija; incluso también ha sido utilizada en la pantalla grande hace muy poco.

Esta superstición parte de un desconocimiento por parte del común de la gente, que cree que el tablero no depende de nadie para lograr la conexión espiritual. La realidad es que, no es posible que el tablero opere sin el médium o “director de mesa”. Existe siempre la posibilidad de fenómenos espontáneos de telekinesis, pero es una situación demasiado improbable.

4-“…Los tableros originales se hacían de madera de ataúdes y la plancheta era la uña de un muerto…”

Delirante creencia que es más bien fruto de una excesiva imaginación,… ó un excesivo deseo de llevar al esoterismo a las más altas cumbres de la ridiculez (y no con buenas intenciones). Podemos encontrarla en novelas baratas de suspenso de los años 30 y 40 del siglo pasado, cuando el impulso de generar miedo llevó a algunos literatos a crear verdaderos atentados contra la inteligencia. También se encuentra tal aseveración en publicaciones esotéricas de “especialistas” de muy dudosa reputación. Ideas como ésta han sido utilizadas por mucho tiempo para impresionar a los incautos y para asustar a los temerosos.

5-“…En el tablero mora un espíritu permanentemente…”

Superstición que se origina en la supervivencia del “animismo”, en algunos credos espiritualistas. También ha sido convenientemente explotada por los que desean acrecentar la idea de un supuesto “poder sobrenatural” existente en el tablero, y que le permitiría ser “asiento” de los espíritus. En algunos casos, esta superstición se extiende hasta el extremo de asegurar que el primer espíritu convocado con un tablero, termina convirtiéndose en su morador permanente. Esto parte de la incredulidad de algunas personas, acerca de que se pueda llegar a establecer una conexión continua con un espíritu específico, por largos períodos de tiempo.

6-“…Un tablero Ouija sólo puede ser destruido si se quema…”

Esta creencia tiene dos orígenes: el primero, en que en la gran mayoría de escuelas mágicas, se acostumbra a “purificar” con fuego todo objeto que lo requiera. El quemar un objeto, es, de hecho, “la purificación total”, siguiendo el principio que dicta que “nada se destruye, sólo se transforma”.

En el caso de la postura cristiana, se basa en al simplismo de “devolverlo a las llamas del infierno”. La cruda verdad es que uno puede deshacerse de un tablero Ouija de muchas formas, como de cualquier objeto de cartón, papel o madera. Digamos que destruirlo por fuego, es solamente un método un tanto “romántico”.

7-“…Si el tablero no es destruido de esa forma (quemado), regresará a su dueño a mortificarle…”

Superstición que tiene su origen en el supuesto de que el tablero porta una maldición de inconmensurable poder. Dicha creencia ha originado supersticiones como la anteriormente expuesta, de la cual ésta es un complemento.

Se cuentan por cientos las leyendas acerca de tableros Ouija que, tras que su ocasional dueño se ha deshecho de él por medios convencionales –como tirarlo a la basura-, “regresa al dueño de manera inexplicable”. Esta creencia también nace de la literatura ligera de misterio y terror.

8-“…El tablero Ouija grita si se trata de quemarlo. Si alguien oye el grito, tendrá sólo treinta y seis horas para vivir. La única forma de destruirlo entonces es: romperlo en 7 partes, rociarlas con agua bendita y luego enterrar las partes”.

Muy creativa creencia que podría sonar muy “esotérica”, pero que realmente tiene origen en la “explosión de espiritualismo” de los años setentas del siglo pasado y la abundancia de pésima literatura especializada de la época, presente cuando se desarrollaba el re-descubrimiento de las tradiciones espirituales de la humanidad, conocido después como “Era de Acuario”. Este mito persiste actualmente en algunos sitios de Internet, gracias a su evidente sustento fantasioso, pero que logra el efecto sensacionalista necesario para algunos webmansters carentes de seriedad.

FUENTE: "El libro de la ouija... lo que nunca se ha dicho", de Reynaldo Silva Salas, disponible en EBook:

http://www.kotear.pe/aviso/3529512-el-libro-de-la-ouija-lo-que-nunca-se-ha-dicho


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails