Publicidad

martes, 10 de marzo de 2009

Casas embrujadas de Uruguay: La casa de la degollada



En el año 1871 sucedió un hecho misterioso que conmovió a la tranquila ciudad de Montevideo; Primero desapareció una dama de la alta sociedad y luego su esposo. He aquí el relato:


Merceditas Aguirre era una chica muy bonita, pretendida por gran parte de los muchachos de su ciírculo social; quién la conquistó fue el Dr. Arenas un abogado famoso y acaudalado que le llevaba unos 20 años. Luego de casados pasaron a vivir a la mansión del este ultimo sita en la calle Agraciada esquina Joaquín Pereyra. A los pocos meses Merceditas dejo de ser vista y el doctor Arenas comento que se había ido a Europa a culminar sus estudios.


Al poco tiempo fue el Dr. Arenas quien desapareció sin dejar rastro, quedando en la mansión solo los 4 sirvientes que hacia años allí trabajaban. Pasaron los años, los sirvientes fueron muriendo de a poco y la casona quedó vacía.


Cuando unos sucesores tomaron posesión de la casa empezaron a notar sucesos extraños, gritos, ruidos de metales y hasta gritos en la noche. Pero lo peor estaba por llegar. Cuando los obreros demolieron una pared para ampliar la biblioteca encontraron el cadáver de Merceditas, la cual estaba como momificada y con el cuello cercenado macabramente. Luego de eso la casa fue cerrada y abandonada y empezó a derruirse hasta legar al estado en que está hoy. Los vecinos siguen asegurando sentir ruidos y gritos sobrenaturales en las noches. La comisaría que está frente a la parte trasera de la casona por la calle Olmedo ya no manda agentes para ver que pasa porque saben que no es de este mundo el problema.


Nunca más se supo que fué del Dr. Arenas: se piensa que el si escapó a Europa y por el tipo de crimen se los sindica como el posible culpable de una serie de crímenes no aclarados en España.

2 comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails